La asociación Tod@vía organiza la jornada 'Nos vamos a Houston'

La asociación Tod@vía organiza la jornada 'Nos vamos a Houston'
Con motivo de la conmemoración del 125 aniversario de la inauguración de la vía férrea entre La Fuente de San Esteban-La Fregeneda-Barca D'alva la asociación Frontera Tod@vía ha organizado una jornada lúdico festiva el próximo día 30 de septiembre en la antigua estación de ferrocarril de Lumbrales. Desde las 10.30 y hasta las 14 horas se recuperará la agarabía de la vía con el programa 'Nos vamos a Houston' y se podrá disfrutar con los vehículos de velocidad reducida (ciclorraíl, velorraíl, Gp-721, bicloneta, balancín ferroviario, Trenpujo, MotoRaíl, McFlight, BraveOnes…), música y juegos.

Según la asociación Tod@vía en el año 2005 el Senado aprobó la reutilización para fines turísticos de la línea férrea La Fuente de San Esteban-La Fregeneda-Barca D´Alva. Después dijeron que hacían falta 25 millones de euros, y otros subieron la cantidad a 80. ¡Demasiado dinero para recuperar la vía que traía vida! En cambio, la Asociación de Frontera Tod@vía recurrió a la sociedad civil y, con la ayuda de los numerosos ciudadanos que participaron en las jornadas de facenderas, dejaron libre de vegetación 32 kilómetros de vía, desde el puente del Froya al puente del Camaces.

En el transcurso de estos trabajos han circulado con vehículos ligeros, de bajo peso y velocidad reducida por los viejos raíles, verificando que la seguridad depende del binomio peso-velocidad. También argumentaban que eran necesarios costosísimos pasos a nivel, en los que el tren siempre tiene prioridad. "O no, como en Francia. En los protocolos de seguridad de la federación de velorrailes franceses los vehículos que circulan por los carriles ceden su preferencia, dada su baja inercia y velocidad, a los que circulan por la carretera. Y es que a veces, la solución no es el dinero. Buenas palabras en las Cortes, pero cuando se cumplen 125 años de la inauguración de la línea, las Administraciones Públicas siguen sin hacer nada por conservar este Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, de titularidad pública".

En su Houston-Houston imaginario parece ser que las causas desesperadas encuentran alternativas viables. Allí una vieja estación de ferrocarril la han transformado en hotel y otras en restaurantes, cafeterías o espacios culturales. Los artesanos de las comarcas muestran su buen hacer en los expositores y los viajeros reponen fuerzas junto al despacho de billetes. Los antiguos relojes vuelven a marcar el tiempo y los andenes recuperan del bullicio, igual que antaño. Se aprende en el magnífico Museo de Ingeniería Ferroviaria del XIX.

Habrá personas que se suban a las biclonetas de Hinojosa, las que prueben el balancín ferroviario en Boada y otros que se sorprendan de la belleza que les acerca el camino de hierro. Será bonito contemplar las carreras de los erales en los prados de las ganaderías de Villavieja, el trote corto de los burros de Bogado o el paseo cómodo de las calesas hacia San Felices. El futuro es hoy al unir la diversión, la cultura, la naturaleza, la inmensidad de los espacios… "Todo lo hace posible esta Vía Natural, porque La Fuente, Retortillo, Fuenteliante… son Houston, si nos lo proponemos", afirma la asociación.

Comentarios
Lo más