“Han venido de Tarragona a por un número porque el abuelo soñó que tocaba El Gordo en Salamanca”

“Han venido de Tarragona a por un número porque el abuelo soñó que tocaba El Gordo en Salamanca”

El origen de la lotería de Navidad se remonta a la época de las Cortes de Cádiz, cuando el ministerio de la Cámara de Indias pensó en ella “como un medio para aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes”. El primer sorteo, según reza la historia, se celebró el 18 de diciembre de 1912. Entonces, recibió el nombre de Lotería Moderna para diferenciarla de la Lotería Primitiva que iniciara el Marqués de Esquilache. El nombre de Sorteo de Navidad no llegaría hasta diciembre de 1892. Hasta 1913 los números estaban impresos en papeles y no sería hasta después de esta fecha cuando se implantara el sistema de bombos y bolas que se conoce hoy.

Este domingo es el último día en el que está permitido comprar los décimos de lotería para el sorteo que se llevará a cabo al día siguiente. Por este motivo, SALAMANCA24HORAS se ha acercado hasta una de las administraciones más emblemáticas y antiguas de la ciudad. La que abriera sus puertas allá por 1968 en pleno corazón de Salamanca repartiendo premios entre todos sus clientes habituales y los turistas que vienen de paso. María Jesús y Paloma son quienes regentan este establecimiento que lleva repartiendo suerte más de medio siglo. “Empezó con el negocio mi abuela, siguió con él mi madre y ahora estamos nosotras al frente”, recuerdan.

Ambas destacan que el oficio de lotero es bonito y gratificante. Señalan a este diario “que es un oficio muy bonito porque tienes una clientela fija y semanal con la que estableces una relación muy cercana y muy personal. Pero también es muy arriesgado porque tienes mucho dinero tirado en la calle y nos pisan a veces el terreno. Lo más satisfactorio es cuando repartimos los premios”. Finalmente, dicen que las premoniciones y las supersticiones siguen estando a la orden del día. “Hay muchos casos y muchas anécdotas todos los años. Por ejemplo, hace poco ha venido un señor de Tarragona que se ha llevado una serie porque el abuelo había tenido un sueño muy real sobre que tocaba el gordo en Salamanca”. Además de las anécdotas, todavía hay mucha gente que espera a última hora para esperar a la suerte. “Este año se ha vendido más lotería de Navidad que otros años”, concluyen”.

Comentarios