La Diputación edita ‘la huella del Padre Morán’ y ‘Lorenzo Albarrán, un alaraceño muy polifacético’

La Diputación edita ‘la huella del Padre Morán’ y ‘Lorenzo Albarrán, un alaraceño muy polifacético’

La Diputación de Salamanca, a través de su servicio de Ediciones ha publicado dos libros referentes en la historia de la provincia de Salamanca como son ‘La huella del Padre Morán’ y ‘Lorenzo Albarrán, un alaraceño muy polifacético’, los cuales ya pueden adquirirse en las librerías al precio de 13 euros cada uno. 

Tras celebrarse hace dos años el centenario de su nacimiento, diversos estudiosos han realizado un volumen homenaje a la memoria del Padre César Morán Bardón, uno de los personajes más sobresalientes en  Salamanca y su provincia, en la primera mitad del siglo pasado. El libro que edita la Diputación de Salamanca, bajo el título ‘La huella del P. César Morán’  ha sido coordinado por José Antonio Bonilla y en el mismo han participado trece autores, entre los que se encuentran profesores, escritores e investigadores que han elaborado estudios sobre la vida y obra del ilustre agustino, analizando la proyección de éste  a través del tiempo. 

El Padre Morán desarrolló en Salamanca una actividad intensa y fecunda, compaginando  la enseñanza con la investigación, sin olvidarse de las obligaciones religiosas. Aquí pasó, según él mismo manifestó en alguna entrevista, los mejores años de su vida. Siempre estaba dispuesto a acudir allí donde le dieran alguna noticia de la existencia de un monumento megalítico, a recorrer la Vía de la Plata, o subir al Cerro del Berrueco, y a dirigir excavaciones arqueológicas, iba  a cualquier lugar por alejado y recóndito que se encontrara. Fue un viajero incansable de los caminos  de nuestra provincia y en sus escritos queda  demostrado este afán de manera fehaciente. 

Por otra parte, Fernando González López es el autor del libro dedicado al pintor, restaurador, coleccionista, marchante y docente ‘Lorenzo Albarrán, un alaraceño muy polifacético’.  Albarrán puso a Salamanca en la escena artística del XIX, sobre todo a través del costumbrismo. Precisamente con esta temática logró dar a conocer en diversos ámbitos de España y europeos el traje charro.

Lorenzo Albarrán también contribuyó a la restauración de obras claves de la Catedral, como las de Fernando Gallego albergadas en las capillas del claustro. A nivel nacional consiguió salvar gran cantidad de obras del mal estado y no sólo como restaurador del Prado sino a través de su mecenazgo privado. Legó su colección a una entidad pública, y varios cuadros se encuentran en Alaraz, su municipio natal, ayudando a la decoración de su iglesia parroquial y su consistorio. 

Comentarios
Lo más