La fusión de Caja España-Duero y Unicaja no necesitará dinero del rescate

La fusión de Caja España-Duero y Unicaja no necesitará dinero del rescate
La fusión entre Caja España-Duero y Unicaja es uno de los siete grupos bancarios españoles, junto con el Santander, el BBVA, La Caixa, Sabadell, Kutxabank y Bankinter, que ha pasado con nota el test de estrés realizado por la consultora Oliver Wyman para determinar las necesidades de capital de la banca, según informa el Ministerio de Economía. En el escenario más adverso de los posibles contemplados, Unicaja-CEISS dispone de un colchón de 128 millones, por lo que no necesitará dinero del rescate bancario.

En esta prueba han participado los catorce principales grupos bancarios españoles, considerados los procesos de integración actualmente en marcha, que representan en torno al 90% de los activos del sistema bancario español. Los resultados confirman que el sector bancario español es mayoritariamente solvente y viable, incluso en un contexto macroeconómico extremadamente adverso y altamente improbable, pues siete grupos bancarios, que representan más del 62% de la cartera crediticia analizada del sistema bancario español, no tienen necesidades adicionales de capital. Para el resto de grupos se han identificado necesidades adicionales de capital, sobre las existentes a 31 de diciembre de 2011, que ascienden a 59.300 millones de euros cuando no se tienen en cuenta los procesos de integración en marcha ni los activos fiscales diferidos. Esta cantidad desciende a 53.745 millones cuando se consideran los procesos de fusión en marcha y los efectos fiscales.

Las necesidades de capital identificadas son el resultado de un análisis muy amplio y detallado del valor de las carteras crediticias y de activos adjudicados, así como de la capacidad de las entidades para absorber pérdidas en los próximos tres años en un escenario muy adverso. Es importante destacar que las necesidades de capital identificadas en el ejercicio no representan la cifra final de ayuda pública a la banca. Esta ayuda podría ser significativamente inferior, pues se determinará una vez tenidas en cuenta las medidas previstas en los planes de recapitalización a presentar por las entidades al Banco de España en el mes de octubre.

 
En el análisis han participado expertos independientes (consultores, auditores y valoradores inmobiliarios), así como el Banco de España y el Ministerio de Economía y Competitividad. En el desarrollo del ejercicio se han analizado, mediante los oportunos muestreos, 36 millones de préstamos y ocho millones de garantías, usando para ello las bases de datos disponibles tanto en las entidades incluidas en el proceso como en el Banco de España. Seis valoradoras inmobiliarias –tres nacionales y tres internacionales- han realizado 1,7 millones de tasaciones automáticas de viviendas y de más de 8.000 activos singulares. La calidad de los datos usados en este ejercicio ha sido verificada por más de 400 auditores de las cuatro firmas líderes del sector en España, analizando más de 115.000 operaciones. El proceso se ha beneficiado, además, de la supervisión de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria Europea y el Fondo Monetario Internacional.
 
Resultados detallados

Las mayores deficiencias de capital (en torno al 86%) se centran en aquellos grupos bancarios participados mayoritariamente por el FROB: BFA-Bankia, Catalunya Banc, NCG Banco y Banco de Valencia. Estas cuatro entidades ya han comenzado a trabajar, junto con las autoridades nacionales y europeas, en los correspondientes planes de reestructuración.

Otros tres grupos bancarios necesitarían capital adicional en el escenario adverso contemplado. Estos son: Banco Popular, BMN y la fusión proyectada entre Ibercaja, Liberbank y Caja 3. Estas entidades presentarán sus planes de recapitalización en el mes de octubre de 2012 para su aprobación por el Banco de España y por la Comisión Europea. En función de estos, se determinará, en su caso, la necesidad de ayuda pública y la cuantía de la misma.

Siete de los grupos considerados, que representan un 62% en términos de cartera crediticia analizada del sector, superan el capital mínimo exigido: Santander, BBVA, CaixaBank, Kutxabank, Banco Sabadell, Bankinter y Unicaja-CEISS. Estas entidades no requerirán, por lo tanto, capital adicional incluso en un escenario macroeconómico muy desfavorable.

Comentarios
Lo más