Problemas en varios colegios por la ausencia de conserjes durante la mitad de la jornada

Problemas en varios colegios por la ausencia de conserjes durante la mitad de la jornada
Lo que el pasado curso fue una propuesta por parte del Ayuntamiento de Salamanca, este se ha materializado ya en varios colegios públicos salmantinos que se han visto afectados por la medida. Los conserjes tienen que dividir su jornada laboral entre dos centros, por lo que dichos colegios carecen de bedel durante la mitad del horario escolar.
 
Ante esta situación, los padres han iniciado una campaña para que la situación vuelva a la normalidad, ya que el conserje no solo se encarga de abrir y cerrar la puerta del centro a alumnos y padres fuera del horario de entrada y salida, sino que también es personal que se encarga de vigilar a los más pequeños que se incorporan al centro, así como de controlar que todo esté en orden en los pasillos.
 
Ya han sido numerosos los padres que han registrado una queja en el Ayuntamiento de Salamanca y están facilitando el modelo del escrito para que lo rellene el mayor número de progenitores posible. Además, también están recogiendo firmas para poder presentarlas conjuntamente.
 
Por su parte, desde los equipos directivos de algunos centros afectados, se ha informado a los padres de que al no disponer de conserje hasta determinada hora (suele coincidir con el recreo) si algún alumno tiene que acudir más tarde al centro por motivos médicos o de otra índole, deberá hacerlo a partir del momento en el que se incorpore el bedel. Así, por ejemplo, si hasta las 11,30 no hay conserje, los padres deberán esperar hasta esa hora para poder llevar al niño, con el trastorno laboral que supone para los padres y el retraso académico que acumula el alumno.
 
Asociaciones de Padres y Madres


Por su parte, las Asociaciones de Padres y Madres ya mostraron su rechazo el pasado curso a la propuesta del Ayuntamiento y realizaron un escrito en este sentido. Desde el Consistorio se motivó la decisión en la escasez de recursos económicos ya que el problema surgió por las quejas de varios colegios por la ausencia de conserje. Así, se decidió que en lugar de contratar a más personal, el ya existente mantenía su jornada completa, pero dividida entre dos centros.      
Comentarios