Los viajes en tren de velocidad alta hasta Madrid, inaugurados este jueves en Alvia tras la electrificación de la línea ferroviaria hacia Medina del Campo, han estado a punto de sufrir este viernes su primer revés. Una huelga 'de ida y vuelta' obligó a interrumpir el servicio en su segundo día de funcionamiento, pero finalmente sólo se ha perdido el primer viaje de las 6:50 horas.

El sindicato de maquinistas y la Confederación General del Trabajo (CGT) había convocado una huelga de 23 horas en las empresas ferroviarias Renfe y Adif para este 18 de diciembre, denunciando la falta de trabajadores y subcontratación en los servicios. Así, sólo se mantendrá el servicio de tren regional hasta la capital de España a través de Ávila.

El sindicato justificaba la huelga por la "constante destrucción de puestos de trabajo" y frente a la intención de ambas empresas de "precarizar las hipotéticas y escasas nuevas contrataciones". CGT ha denunciado que mientras se privatizaban "los servicios más rentables", como la fibra óptica, el mantenimiento de vehículos o la gestión de estaciones, se ha abandonado la infraestructura con una progresiva supresión de líneas y frecuencias.

Sin embargo, anoche hubo un acuerdo entre Renfe y el sindicato, firmándose un convenio, por lo que se desconvoca la huelga. A primera hora de la mañana se han habilitado billetes para los dos horarios restantes del nuevo tren de velocidad alta, a las 15:30 horas y las 18:20 horas. También los viajes hasta la capital de España a través del tren regional, cuyos horarios pueden consultarse en la página web de Renfe.

 

Comentarios