Internet y los peligros en los mercados

Internet y los peligros en los mercados

Las nuevas tecnologías, también en el aspecto bursátil y mercantil, están marcando tendencias de actuación. En este particular caso es muy llamativo y visual el hecho de que cualquier persona puede seguir a tiempo real el funcionamiento de los principales mercados y, por consiguiente, con un poco de conocimiento, actuar desde casa. Anteriormente se debía acudir a sitios especializados donde se ofrecía esta información que no estaba a mano de la mayor parte de la sociedad.

Así, cuenta el director de Renta 4 en Salamanca, Antonio Francisco López Lobo, que salas como con las que cuentan en su sucursal ahora vacías, antes se llenaban. Y la causa no es un porcentaje menor de gente que opera en bolsa sino que es mucho más cómodo hacerlo desde casa. Obviamente, esta comodidad puede tornarse en problemas si no se hace adecuadamente y con cabeza. Tal y como dice el mismo director, no invertir un euro más del que te permita dormir tranquilo. 

De esta manera, a pesar de que se debe realizar con un intermediario que a menudo suele ser un banco, se puede realizar directamente desde el ordenador de tu casa sin un gasto de tiempo amplio. Lo primero que se debe realizar en estos casos es, precisamente, elegir ese intermediario que, en el argot bursátil, se denomina bróker. Este primer paso es esencialmente importante ya que, como en casi todo, siempre hay gente que se intenta aprovechar de las circunstancias. Son 'empresas' no recogidas en la CNMV que buscan apropiarse del capital que los particulares quieren invertir por lo que se debe desconfiar de todo aquello que no aparezca por los cauces legales.

La segunda parte de operar en bolsa por internet no difiere de lo que sería hacerlo desde una sucursal. Habría que elegir dónde se quiere hacer, a qué tiempo y buscando qué. Las nuevas tecnologías permiten, además, hacerlo en cualquier parte del mundo y casi sobre cualquier producto, incluidos los fondos de inversiones, lo más común en los últimos tres años. Para operar, eso sí, la cuenta creada en la página del bróker o intermediario debe estar asociada a una cuenta bancaria desde la que se invierte el dinero. Asociación sin ningún tipo de riesgo si se trata de un bróker recogido en la CNMV. 

Es importante, asimismo, saber que las transacciones por internet en este tipo de operaciones llevan consigo una serie de comisiones y cánones que se pueden ver en las oficinas y sucursales físicas así como en la página de la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Consejos al inversor 

- Conozca bien sus objetivos financieros y su tolerancia al riesgo para poder elegir inversiones con un nivel de riesgo, rentabilidad y plazo adecuados para su perfil. Nunca invierta en productos que no entienda.
- Busque consejo profesional para la toma de decisiones de inversión, pero recuerde que la responsabilidad final es suya.
- Solo destine a la inversión el excedente entre sus ingresos y sus gastos comunes.
- Invierta para el largo plazo. Los mercados suben y bajan, pero a largo plazo suele haber más subidas que bajadas. Sepa mantener el rumbo y no se distraiga con las variaciones diarias.
- Diversificar, diversificar, diversificar. Siempre de manera coherente con los plazos de sus objetivos, conviene mantener una mezcla de inversiones con distintos horizontes temporales para poder atender a distintas necesidades a medida que se presentan.
- ¡Cuidado con los costes! Compare bien las tarifas y comisiones de cada entidad. Inciden mucho en la rentabilidad final de su inversión.
- Evite realizar un exceso de operaciones en un intento de ganar al mercado.
- Empiece a invertir antes que después. De todos los factores que afectan a la acumulación de capital por inversión el más importante es el factor tiempo.
- Recuerde la regla del 72. Es una orientación para saber los años necesarios para que una inversión con interés compuesto doble su valor. Simplemente, hay que dividir 72 entre el tipo de interés.
- El miedo y la avaricia son sus enemigos. Hay que evitar comprar caro cuando los mercados viven momentos eufóricos y vender barato en los momentos de crisis.
- En cuanto a la disciplina, se recomienda hacer aportaciones periódicas y regulares, aunque sean de pequeña cantidad, en vez de esperar lo que pueden parecer momentos oportunos para invertir cantidades más grandes.
- Si alguien le ofrece una inversión demasiado buena para ser verdad lo más probable es que no sea verdad. Nunca confíe en desconocidos que le ofrecen consejos no solicitados sobre inversiones. 
- Las decisiones de inversión son muy importantes, ya que la manera en que invierta sus ahorros condicionará su situación financiera, presente y futura.
- Pregunte a la entidad todo lo que no entienda. Si le quedan dudas acuda a la Oficina de Atención al Inversor de la CNMV.
- Desconfíe de promesas de rentabilidad extraordinarias. La rentabilidad y el riesgo siempre van unidos.
- Nunca tenga prisa excesiva por colocar el dinero. Planifique, tómese el tiempo necesario para reflexionar y jamás deje de hacer una pregunta.

 

Comentarios
Lo más