Investigadores de Salamanca y Harvard dibujan el 'Google Maps' de las células

Investigadores de Salamanca y Harvard dibujan el 'Google Maps' de las células
Recién llegado del Harvard Medical School de la Universidad de Harvard, en Boston (Estados Unidos), Javier de las Rivas, científico del Centro de Investigación del Cáncer (CIC), ha explicado en la Facultad de Informática de la Universidad Pontificia de Salamanca las claves del proyecto Interactoma Humano, que consiste en analizar las relaciones entre genes y proteínas para conocer mejor sus funciones y avanzar en la lucha contra muchas enfermedades. La unión de biólogos e informáticos es imprescindible para este objetivo.
 
“Vengo de trabajar un mes en Boston, donde estamos intentando determinar cuáles son las relaciones de unas proteínas con otras dentro de las células humanas”, ha explicado Javier de las Rivas en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com). “Es como coger el mapa de España y analizar cuáles son las vías de comunicación que tengo para ir de Barcelona a Albacete, de Albacete a Salamanca o de Salamanca a Asturias”, pone como ejemplo. Por eso, el proyecto consiste en elaborar “un Google Maps de las células”, tal y como recoge el título de la conferencia que ha ofrecido en la primera sesión de las Jornadas de Bioinformática y Biomedicina Computacional que ha organizado la Universidad Pontificia.
 
Los científicos de Harvard realizan estudios experimentales con aproximadamente unos 150 millones de interacciones de proteínas a partir de genes humanos clonados. Su objetivo es averiguar todas las relaciones posibles, para ver qué proteína con qué proteína y qué gen con qué gen “se hablan, se tocan o interaccionan”, indica Javier de las Rivas. Para conocer mejor los genes y las proteínas, “necesitamos saber cómo son los contactos y cuál es la interrelación que establecen entre ellos”.
 
Un Facebook de los genes amigos
 
En ese sentido, la metáfora se parece más a otra popular herramienta de internet: “Es el Facebook de las células. Puedo conocer muchísimo de un gen si sé quiénes son sus amigos y a qué se dedican. Si en Facebook una persona de 100 amigos tiene 20 jugadores de fútbol, puedo pensar que esa persona tiene que ver algo con el fútbol”, pone como ejemplo. Pues bien, “nosotros inferimos las mismas relaciones para los genes, si no conocemos para qué sirve un gen pero sí sabemos que está relacionado con otros 10 que realizan una determinada función, puedo descubrir las funciones del primero”.
 
“Al final tenemos un mapa de carreteras o mapa de relaciones, tendré una visión global de las células humanas y de los procesos que las alteran de cara a estudiar enfermedades. Actualmente no se ha conseguido tener un mapa completo, porque supone realizar miles de experimentos con todos los genes humanos clonados, aunque en Harvard han avanzado mucho en ese sentido, al disponer ya 18.000 genes clonados.
 
Sin embargo, los científicos estadounidenses tienen una estrecha relación con el Grupo de Bioinformática y Genómica Funcional del CIC de Salamanca, que lidera Javier de las Rivas, porque necesitan su ayuda. “Tenemos bastante experiencia al haber elaborado una base de datos en la cual hemos anotado todas las relaciones que ya se conocen”, comenta el investigador. “En Harvard estaban interesados en que les aportásemos el esquema de trabajo que utilizamos”, añade.
 
Proyecto internacional
 
La participación salmantina del proyecto internacional Interactoma Humano cuenta con financiación por parte de Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para 2012 y 2013, aunque ya este año ha sufrido una reducción del 30% del presupuesto previsto, según ha comentado Javier de las Rivas. Aunque fuera de esta iniciativa hay otros grupos de España y del mundo que trabajan en esta línea, el equipo de investigación del CIC es uno de los punteros.
 
La jornada desarrollada en la Universidad Pontificia de Salamanca busca despertar el interés entre los alumnos de Informática hacia el mundo de la Biología, ya que procesar todos los datos que se desprenden de grandes proyectos como el Interactoma Humano es imposible sin recurrir a la tecnología más avanzada. “La Biología moderna no puede prescindir de la informática”, asegura el experto, que cuenta como anécdota que “la mujer del fundador de Google es una bióloga molecular que ha fundado una importante empresa”. El mensaje para los alumnos es claro: “La Biomedicina moderna necesita de su interés, sin los ordenadores, en Biología molecular actual no podríamos hacer nada”.
Comentarios
Lo más