La Inspección de Trabajo asume nuevas funciones contra el fraude

La Inspección de Trabajo asume nuevas funciones contra el fraude
El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha dispuesto la asignación de nuevas funciones a las Direcciones Territoriales de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en las Comunidades Autónomas. A partir de ahora, estos organismos territoriales podrán desarrollar acciones sobre sectores, situaciones o empresas cuya actividad rebase el ámbito provincial y no exceda el de la Comunidad Autónoma. Todo ello, según indica el texto legal, sin incrementar los recursos humanos y materiales de que disponen.
 
Entre las nuevas tareas inspectoras de las Direcciones Territoriales están las de perseguir el trabajo no declarado a la Seguridad Social y el fraude en la obtención de prestaciones del Sistema; velar por el cumplimiento de la obligación de cotizar; combatir el uso fraudulento de bonificaciones o reducciones de cuotas y aquellas que le asigne la Autoridad Central de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Todas estas funciones están en línea con el objetivo gubernamental de combatir con todos los medios a su alcance el grave problema del trabajo no declarado y el fraude a la Seguridad Social.
 
La Orden publicada el 11 de agosto en el BOE cubre la laguna que se generaba cuando a pesar de haberse detectado por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social situaciones de fraude en una provincia, las empresas investigadas disponían de otros centros de trabajo ubicados en una provincia distinta, incluso fuera de esa Comunidad Autónoma.
 
Ahora lo que se pretende es que los inspectores y subinspectores adscritos a las Direcciones Territoriales puedan extender su actividad a todo el territorio de la Comunidad Autónoma y que además puedan servir como estructuras de intercambio de información con la Dirección Especial (que tiene competencias sobre todo el territorio nacional)  y con las Inspecciones Provinciales.
Comentarios
Lo más