El ritmo no para en las casetas cuando llegan los duendes de la noche

El ritmo no para en las casetas cuando llegan los duendes de la noche
La noche es joven. En Salamanca, más. El ritmo no para en las casetas cuando el astro rey cede su trono a los duendes de la noche. Miles de personas se dan cita en la Feria de Día al caer la tarde, pese a que al día siguiente es laborable y muchos se levantarán con ojeras, y tal vez un poco de resaca, para acudir al trabajo. Pero que les quiten lo 'bailao'...

GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
Comentarios
Lo más