La Defensora del Pueblo también archiva el expediente a 'Arribes quiere vida'

La Defensora del Pueblo también archiva el expediente a 'Arribes quiere vida'
Las urgencias nocturnas en Arribes siguen dando que hablar. Esta noche, en la que se han cumplido 233 de protesta vecinal, la plataforma ‘Arribes quiere vida’ ha recibido contestación de la Defensora del Pueblo sobre la reapertura de las guardias médicas en los centros de salud afectados de Villarino de los Aires y Barruecopardo. Y la respuesta, casi como era de esperar, ha sido negativa. Ya sucedió lo mismo, días atrás, con la queja presentada por el colectivo del Reino de León.
 
La Defensora del Pueblo, tras haber mantenido contacto con el Consejero de sanidad sobre este asunto, ha dictaminado lo siguiente: que en el municipio de cabecera de la zona se centralizará la asistencia de urgencia todos los días de la semana. Por otra parte, que el hecho de que un consultorio local cuente con guardias médicas nocturnas es un hecho excepcional (de los más de 3.600 consultorios en Castilla y León solo 19 tienen estas guardias), no se ven razones de peso asistenciales por el que los centros de salud de Villarino y Barruecopardo deban prestar ese servicio de urgencias, que además se ha aumentado el servicio de urgencias prestado en el centro de salud cabecera y el servicio de ambulancia (las 24 horas), que la atención médica de 22:00 a 8:00 horas de pacientes atendidos por el equipo médico de guardia de Villarino es de 0,69 por noche (instando a que esto puede ser perfectamente asumible por el servicio de emergencias de Castilla y León), que se han incrementado los medios personales y materiales en compensación con la supresión de las urgencias en Villarino y, además, insta la Defensora del Pueblo a que en situación de urgencia acudan al centro de Salud de Aldeadávila de la Ribera, que dista a 19 kilómetros y se tarda 14 minutos por los medios de locomoción habituales.
 
Ahora bien,  desde Arribes no aceptan las razones que da la Defensora del Pueblo. En primer lugar, aseguran que desconoce la problemática real de la situación de la salud pública en la comarca y todos los condicionantes sociales y físicos presentes allí. Aseguran que en la respuesta obvian el artículo 1, apartado tres, del Real Decreto 137/1984 “en el que se establece que la ubicación de los centros de salud no será distante de un tiempo superior a treinta minutos con los medios habituales de locomoción”. De la misma manera, añaden “que para nada tiene en cuenta que los médicos del centro de salud de Aldeadávila de la Ribera se desplazan a Villarino y que la mayoría de la gente no dispone de los medios para desplazarse a Aldeadávila en el caso de que fuera necesario”. Los vecinos, por el momento y a pesar de este nuevo revés para lograr su objetivo, siguen con el ánimo al alza y continuarán acudiendo a los centros de salud en señal de protesta.
Comentarios
Lo más