“Con los 188 millones de euros se paga un año y medio el desempleo a todos los parados de Salamanca”

“Con los 188 millones de euros se paga un año y medio el desempleo a todos los parados de Salamanca”
El secretario provincial de la Unión General de Trabajadores (UGT), Agustín Rodríguez, considera que la auditoría de Hacienda sobre la contabilidad y gestión del hospital Clínico pone de manifiesto las denuncias sindicales que se vienen realizando desde hace años. Por eso, pide responsabilidades políticas al consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, y el gerente de Salud de Área, Ricardo García Juan. De no corregirse la situación en el hospital y haber dimisiones, UGT incluso no descarta la posibilidad de emprender acciones legales con una querella, pues, pese a que los responsables de la sanidad pública aseguran que no es tan grave la gestión en el hospital, “eso mismo dijo Urdangarín al principio”.
 
- Dicen que al final el tiempo da y quita razones. UGT ha venido denunciando la gestión del hospital desde hace años y ahora una auditoría de Hacienda lo pone de manifiesto.
- No nos alegramos de haber tenido razón y sí nos disgusta mucho el hecho de que los gestores no hayan sido capaces de poner un punto y final a esta situación constantemente denunciada. En segundo lugar, hay que hacer responsable directo al gerente de salud de área, porque la Unión General de Trabajadores le solicitó por escrito, hasta con acuse de recibo, el que nos entregara el desglose del capítulo uno referente al año 2009. Este informe deja patente que era real lo que denunciábamos.
 
- ¿Qué denunciaban?
- Un un abono de cantidad ingente de dinero, 4,8 millones de euros, en peonadas a determinada categoría profesional, con un reparto injusto y con un coste para todo el ciudadano, primero porque no se aligeraban las listas de espera, sino que era una manera de retener actividad en horario laboral para cobrar después fuera de turno, y sirvió para que la gerencia externalizar servicio hacia la sanidad privada.
 
- ¿En esta auditoría es todo lo que está o no está todo lo que es?
- Entendemos que no. Es verdad que esta auditoría, que es provisional, hay que decirlo, afectará a 2011, pero también refleja que no se han corregido las indicaciones que la propia Hacienda recomendaba a la gerencia en los años 2009 y 2010. La gestión en materia fraudulenta estaba ya institucionalizada. Hay que hacer mención a una anterior auditoría sobre mantenimiento que la UGT denunció, donde quedaba claro que había maquinaria con facturas de reparación sin haberse estrenado, haciendo servicios con doble facturación y determinadas actuaciones no requerían tanto personal como se justificaba. También se debe saber cuál es el coste real de la privatización del servicio de lavandería, que originó despidos y la calidad no es igual, con un coste superior al que se mantenía. Había una intencionalidad de externalización y probablemente algún beneficio económico, que no es para los ciudadanos.
 
- La auditoría refleja un desfase de 188 millones de euros en la contabilidad del hospital Clínico en 2011, pero el consejero de Sanidad asegura que ha quedado ya subsanado con el plan de pago a proveedores a comienzos de este año.
- Le aconsejo al consejero que primero, hablar en contra de la propia auditoría para salvar su consejería es poner en tela de juicio el trabajo de otra, de un compañero, de Hacienda, el perder rigor dentro de la propia institución. En segundo lugar, no sólo habla de 2011, constata irregularidades de 2009 y 2010, ya denunciadas, y que la Junta no trató de cambiar. Y en tercer lugar, la auditoría no habla sólo de facturas, habla de gestión, de irregularidades en cobros, de irregularidades en cargos, y deja muy claro que hay muchísimas cosas a corregir. Por supuesto que la deuda no es un agujero, pagar a un año está contemplado siempre que haya solvencia para pagar, pero eso es disfrazar la verdad, salirse fuera de la responsabilidad que se tiene. Esto, en el momento actual, es muy difícil de digerir por parte de los ciudadanos. ¿Se va a recaudar con el céntimo sanitario el suficiente dinero para estos 188 millones de euros? Hubiera estado mejor una gestión para ahorrar esta subida de impuestos y la pérdida de negocios. Este dinero, 188 millones de euros, supone un año y medio de pagarle el desempleo a todos los parados de Salamanca. Y hablamos de gestión de fondos públicos. Esto no se cura si no es con dimisiones.
 
- ¿De quién?
- De inicio se buscó un responsable, la gerente del hospital, y la tendrá como tal, pero para UGT no es la responsable directa de esto. Aquí las responsabilidades son políticas, por mantener la situación teniendo conocimiento y también quiero romper una lanza a favor del delegado territorial de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena, que ante la Unión General de Trabajadores, y con el gerente de área delante, exigió que esta situación se subsanara, y me consta que lo ha hecho en varias ocasiones. No se puede tratar a todos los cargos públicos por igual, hay personas que han hecho todo lo posible para que eso no ocurriera. Entonces, vamos a buscar las auténticas responsabilidades, el consejero de Sanidad y el gerente de salud de Área de Salamanca, al que exigimos su dimisión.
 
- Precisamente el gerente, en declaraciones a SALAMANCA24HORAS, manifestó que la auditoría es provisional y todo tiene una explicación, que el hospital funciona con normalidad y exigirá responsabilidades en el caso de haberlas.
- Eso mismo dijo Urdangarín al principio. Faltaría más que encima esto no tuviera explicación. Todavía sería mucho peor la gestión.
 
- Esta auditoría se refiere al año 2011. ¿Qué puede estar ocurriendo en 2012?
- Yo espero que esto sea o signifique un antes y un después para que el complejo hospitalario de Salamanca funcione. Además, funcione de cara al ciudadano y no sólo en materia sanitaria directa. El ciudadano de Salamanca tiene otras derivaciones, estamos hablando de la investigación. Este dinero habría venido muy bien para que el Centro de Investigación del Cáncer hubiera seguido trabajando en condiciones óptimas y de futuro. Cosa que con los recortes todo está en el aire.
 
- Da la sensación como que desde años ha habido un silencio cómplice y ahora que vienen los recortes, que afectan a todo el mundo, ya se levanta la voz.
- Cuando acontecen estas cosas te das cuenta de que tus recursos no están siendo gestionados como se debiera, pero también se echa en falta otra cosa, que ante todas estas denuncias que la UGT ha venido haciendo, me ha faltado respuesta política por parte de la oposición para investigar si esto estaba ocurriendo. Cuando es blanco y en botella, valemos cualquiera para hacerlo. Y espero y deseo que la oposición política de la Junta de Castilla y León no deje pasar la oportunidad para que esto se aclare de una vez por todas, se exijan responsabilidades y que se pague en realidad todo aquello que se haya hecho mal. Espero que la Justicia también obre en consecuencia y empiece a ser creíble para los ciudadanos. Creo que este es un mal importante que estamos padeciendo, el ciudadano lo está pasando mal, ve constantes irregularidades pero la justicia actúa de dos maneras, para el pudiente y político y para el ciudadano normal. Es momento de regenerar todo y empezar a ganar credibilidad.
 
- ¿Puede haber responsabilidades penales a partir de esta auditoría?
- Si hay una mala gestión constatada por la Hacienda pública, las tiene que haber, bien porque Hacienda miente, y esto no es así, porque creo en las auditorías internas reales, bien porque hay una mala gestión que se viene denunciando desde hace tres años, consejo de salud de área tras consejo de salud de área, en juntas de personal, y parece que la Unión General de Trabajadores buscaba algo. Lo que era obvio no aparecía en documentación, pero ahora está en la auditoría de Hacienda.
 
- También han llegado a acusar de prevaricación al gerente de salud de área. ¿Por qué?
- Consta en las actas. El ciudadano que quiera pedirlas puede verlo que cuando se convoca el consejo, porque siempre que hay acontecimientos políticos se retrasa o desaparece, hemos exigido la transparencia total, incluso aportando iniciativas para que el hospital corrigiera algunas situaciones. El gerente ha tomado muchas iniciativas que han resultado bien, pero en esto no pone de su parte para que se soluciones, dando explicaciones, y nunca ocultando información. Hubo hasta sentencias en contra de los servicios mínimos para la huelga y aún así se establecieron.
 
- Si no se corrige esta situación, ¿qué harán?
- Ya anunciamos una querella criminal que por el momento político no lo hicimos para que no se entendiera que la UGT quería intervenir en un proceso electoral, y lo paramos. Nuestro movimiento no es político, es el de la gestión. Si esto continúa así, lo haremos y no sólo a nivel provincial, puede estarse dando en otros hospitales de Castilla y León. Y hay una segunda parte, con esos 188 millones de euros se podrían continuar las obras del nuevo hospital. En el último consejo de salud de área, celebrado el 28 de mayo de 2012, exigimos que se nos entregara la documentación para saber hacia dónde se ha dedicado el dinero presupuestado para la construcción del nuevo hospital y que no se ha hecho. No se ha invertido ni el diez por ciento. ¿Hacia dónde ha ido el resto? ?Dónde ha ido esa desviación presupuestaria? ¿A qué se ha destinado? El céntimo sanitario no deja de ser un impuesto más para salvar irregularidades políticas. El deber de UGT es velar porque la sanidad sea para los ciudadanos con transparencia.
 
- Hablando de los ciudadanos, ¿tienen que temer algo cuando acudan al hospital?
- No. La profesionalidad del personal del hospital Clínico de Salamanca en materia de salud está fuera de toda duda. ¿Que haya alguien que pueda aprovecharse de su situación predominante para sacar un beneficio económico? Puede haberlo, tanto es así que la propia auditoría da documentos nacionales de identidad de personas que se encuentran en esa situación. Incluso algunos refugiados en sindicatos corporativistas. Es más, hay una implicación importante de los trabajadores, se critica que sólo hay cincuenta personas en las concentraciones en el hospital, pero no, representan a todo el hospital, porque el resto no quiere hacer dejación de funciones y sigue atendiendo al ciudadano. Es más, se aprovecha los treinta minutos del bocadillo para protestar y no causar así ningún estrago a la atención. Eso es digno de elogio. Espero que esta auditoría sea un antes y un después. Los cargos de designación directa no son inmunes a la responsabilidad de gestión. No estaría mal que sangre nueva sea capaz de sacar esto adelante. Espero que se depuren responsabilidades porque se ha jugado con dinero público. 
 
Comentarios
Lo más