Ciudadanos del Patrimonio pide explicaciones por la parálisis de los planes de protección de la Ciudad Vieja

Ciudadanos del Patrimonio pide explicaciones por la parálisis de los planes de protección de la Ciudad Vieja

La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio se ha dirigido al alcalde de Salamanca, nuevamente, para conocer los motivos por los que el Ayuntamiento, once años después, todavía no ha aprobado un Plan de Gestión Integral para la Ciudad Vieja de Salamanca, inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco desde el año 1988, que tenga como fin principal la protección y salvaguarda del conjunto monumental.

Una petición de explicaciones, las cuales se espera sean convincentes, que llega cuando se cumple un año de la presentación pública, por parte del Consistorio, de una propuesta de Plan de Gestión Integral para la Ciudad Vieja de Salamanca. Este documento, demandado por el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco desde el año 2003 (decisión 27 COM 7B.76), comenzó a redactarse en el año 2008 por parte de una empresa privada siendo posteriormente revisado por técnicos de las administraciones públicas.

Transcurrido un año, el Ayuntamiento de Salamanca no ha organizado un proceso de participación que enriquezca su propuesta (decisión 28 COM 15B.98) ni ninguna otra gestión conducente a la aprobación del Plan. "El documento ha vuelto al cajón, igual que las otras promesas anunciadas de forma paralela a su presentación como la creación de un Comité Asesor, una oficina de gestión o la elaboración del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico, el cual acumula siete años de retraso y sobre el que el Estado Español ya recibió recomendaciones tras la misión de expertos WHC/ICOMOS de febrero de 2009", explica la asociación.

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio quiere entender que "los responsables municipales no son conscientes de lo que supone la falta de planificación para el conjunto histórico y para el bien inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Pero la realidad es que Salamanca se ha situado como una de las ciudades en las que el patrimonio está menos protegido. Sirvan como ejemplo tangible de hechos reprobables la construcción de nuevos edificios en la Calle Peñuelas de San Blas, el vaciado de otros o la celebración de eventos como la Nochevieja Universitaria".

Y añade que la propuesta de Plan de Gestión Integral realizada por el Ayuntamiento de Salamanca carece de lo esencial, "ya que no gestiona ni supone avances en la protección y en la gestión de lo que ocurre en la Ciudad Vieja. Una mala propuesta que resulta desfasada, selectiva, mínima y poco concreta; que se oculta bajo una serie de proyectos urbanísticos de dudoso gusto e idoneidad; alejada -en su desarrollo- de los documentos, cartas internacionales y recomendaciones del Comité de Patrimonio Mundial; y que por muchos motivos merece ser olvidada y comenzar a redactarse de nuevo, desde cero, para poner a Salamanca en la vanguardia de la protección del patrimonio mundial (algo que todavía es posible)".

Comentarios
Lo más