Solución jurídica a nivel europeo para resolver conflictos a través de la mediación electrónica

Solución jurídica a nivel europeo para resolver conflictos a través de la mediación electrónica

Las investigaciones llevadas a cabo por EMEDEU en los últimos años han sido financiadas con 253.000 euros. El proyecto ha sido coordinado por el área de Derecho Procesal de la Universidad de Salamanca, aunque también ha contado con la colaboración de otras universidades europeas formando un consorcio. Se tratas de la Universidad de Urbino en Italia, la Escuela Superior de Comercio Exterior en París, la de Leicester en el Reino Unido y el instituto Politécnico de Leiria en Portugal.

Al acto de presentación celebrado en la mañana de este jueves en la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca han acudido Juan Manuel Corchado, vicerrector de Investigación y Transferencia, Fernando Martín Diz, coordinador del proyecto EMEDEU y Federico Bueno, vicedecano de Estudiantes de la Facultad de Derecho

Fernando Martín Diz ha asegurado que lo que hoy han presentado es “el resultado final de un proyecto europeo que concedió la Dirección General de Justicia al Grupo de Investigación de Derecho procesal de la USAL, en el que participamos con cuatro universidades europeas más”.

“El encargo de la Comisión Europea era elaborar una propuesta de norma para mediación electrónica transfronteriza en asuntos de Derecho Civil y Mercantil. Esto significa que cuando haya un problema entre ciudadanos de la Unión Europea, ya sean personas físicas o jurídicas, se pueda resolver fuera del juzgado, ya que la mediación es un sistema extrajudicial, con la asistencia de un tercero que no impone la solución, sino que ayuda a encontrarla y utilizando medios electrónicos para que nadie se tenga que desplazar. Es decir, desde tu propia casa, o desde tu propio trabajo o empresa, por medio del uso de salas de conferencias virtuales o intercambio de documentos seas capaz de gestionar, con el mediador, el conflicto y resolverlo”.

Martín Diz ha destacado la importancia del ahorro en costes y tiempo “y la oportunidad de poder hacerlo desde tu casa”. Y concluía. “La fórmula se podría resumir en lo siguiente: igual que puedes hacer tus compras por internet, puedas resolver tus problemas jurídicos por internet, con medios tecnológicos de última generación”.

Por su parte, Federico Bueno, ha destacado aquello que le parece más importante del proyecto. “Combina lo mejor de la tradición y la innovación de la Universidad de Salamanca. Tradición comprometida con la defensa de los derechos, que es nuestra máxima principal, nuestro sello de identidad. La USAL está relacionada desde su fundación con la formación de juristas y con la contribución a la resolución de los conflictos parta la paz social. Este proyecto combina estos principios con la utilización de las nuevas tecnologías. Que el derecho y la informática se coaliguen para dar respuesta a los problemas sociales demuestra que la Universidad de Salamanca y en este caso su facultad de derecho en el grupo de investigación en el área de derecho Procesal pretenden y consiguen estar a la altura de las circunstancias”.

Comentarios
Lo más