Cambios en la orden del proyecto de autonomía de los centros educativos

Cambios en la orden del proyecto de autonomía de los centros educativos

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSI-F) valora que la Consejería de Educación haya rectificado y publicado modificaciones en la Orden que regula la implantación de los proyectos de autonomía de los centros, reduciéndose de 25 a 18 las horas de libre disposición para dedicar más tiempo a las materias que se consideren, y potenciando más el papel del claustro de profesores.

No obstante, CSI-F insiste en que los cambios son insuficientes, y que la administración debe debatir y analizar con la comunidad educativa esa iniciativa, que depende de una ley, la Lomce, de futuro incierto. "Aunque los cambios no son suficientes aún, y la autonomía de centros requiere de un análisis más profundo y de un mayor dialogo con la comunidad educativa, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) valora positivamente este primer paso que se ha dado desde la Administración educativa, en la línea que le pedían las organizaciones sindicales", explica el sindicato.

“Estamos especialmente satisfechos de haber contribuido a reducir las horas de libre disposición”, afirma Isabel Madruga, presidenta del sector de Enseñanza de CSI-F en Castilla y León, porque se ha pasado de 25 a 18 horas (entre los 6 cursos de Primaria), las que los centros podían dedicar semanalmente a materias que configuraban libremente en la propuesta inicial.  

Aunque siguen siendo muchas, según CSI-F, “el cambio supone un gran avance en nuestro empeño por evitar desequilibrios entre centros. Es evidente para nosotros que recuperar hora y media a la semana para materias como Matemáticas o Lengua Extranjera, entre los tres cursos superiores, supone mantener una unidad curricular en toda la Comunidad, que consideramos que garantiza la igualdad y beneficia los más desfavorecidos” afirma Madruga.

También es importante para CSI-F que, con la modificación, se potencia más el papel del claustro de profesores, “frente a la sola voluntad del director; y que se establece la necesidad de que los proyectos reflejen explícitamente acciones formativas para el profesorado participante”.

A pesar de todo esto, CSI-F considera que la modificación publicada es insuficiente, y que los nuevos aires que afortunadamente parecen haberse instalado en la Consejería deberían traer una reflexión más profunda sobre estos proyectos, que emanan de una ley de futuro incierto, como es la Lomce, y anima al consejero a que profundice en el dialogo con la comunidad educativa, como el medio más adecuado de contrastar las iniciativas en Educación.

Comentarios
Lo más