La histórica librería Cervantes cerrará definitivamente sus puertas a finales de marzo

La histórica librería Cervantes cerrará definitivamente sus puertas a finales de marzo

El desinterés de la nueva generación de propietarios de la Librería Cervantes por hacerse con las riendas del negocio ha terminado con uno de los emblemas de Salamanca. Como ya informara SALAMANCA24HORAS, así se les comunicó a los treinta trabajadores de la empresa en el transcurso de una reunión celebrada a principios del mes de diciembre en la que se les explicó que, hoy por hoy, Cervantes no es rentable.

Aunque en enero se puso en marcha el proceso de liquidación de la mercancía, quedaba abierta la posibilidad de que continuara adelante el negocio si llegaba alguna oferta que satisficiera a los propietarios e incluso se ha estado negociando con los trabajadores para que se hicieran cargo de la librería. Pero ninguna de estas vías ha fructificado y, salvo giro radical de la situación en el último momento, la librería Cervantes cerrará definitivamente sus puertas a finales de marzo.   

Con Cervantes se van 95 años de historia al servicio de la Salamanca lectora. En la actualidad mantiene un pequeño local en la calle Azafranal en régimen de alquiler aunque es en el número 11 de esa misma calle donde se encuentra su principal activo, el edificio de cuatro plantas que durante décadas fue la referencia para todo aquel salmantino que precisaba libros o material de oficina y por el que ya se podrían haber recibido varias ofertas.

En la última época de esplendor, Cervantes mantuvo abierto su local en la Plaza de Santa Eulalia. La coyuntura económica, la irrupción de internet y la proliferación de tiendas de bajo coste han terminado por dinamitar un negocio señero.

Comentarios
Lo más