La mitad de los españoles adultos han utilizado ya el mercado de segunda mano

La mitad de los españoles adultos han utilizado ya el mercado de segunda mano

La crisis económica mundial que comenzó a tener sus efectos en España allá por el año 2008 ha modificado las costumbres y hábitos de compra a todos los niveles. Hasta hace un lustro, el mercado de segunda mano se expandía por varios países del mundo como una forma cotidiana de adquirir productos, pero en la introducción en España parecía imposible. Pero los diferentes tabúes que podían existir al respecto de este tipo de mercado se rompieron. De esta forma, varios estudios ya apuntan a que la mitad de la población adulta española ha utilizado ya el mercado de segunda mano para la compra y venta de productos de todo tipo.

De esta forma, desde su implantación en España de forma más arraigada en 2008, este mercado no ha parado de crecer hasta ser capaz de mover cientos de millones de euros anuales y en el que se encuentran desde coches y casas hasta cosas más cotidianas como  cuberterías o máquinas de coser. Cash Converters, la cadena australiana que llegó a España en 1995, es precisamente un ejemplo del auge que ha tenido este tipo de establecimientos. Hoy en día posee más de 80 tiendas en toda España.

La necesidad de liquidez en muchos casos ha llevado a que un sector de la población, generalmente jóvenes o adultos con dificultades económicas, se deshaga de objetos que no utiliza buscando un dinero rápido y fácil. Pero también hay que tener en cuenta que el perfil del comprador no tiene por qué ser alguien con dificultades  económicas, sino una persona que ve en este tipo de mercado una oportunidad de encontrar elementos seminuevos a un precio muy rebajado con respecto al precio de partida. 

Pero el auge de este mercado no se circunscribe exclusivamente a la compra o venta, sino que la subasta como formato alternativo a la compra-venta gana cada vez más adeptos, de tal manera que el público asistente a este tipo de eventos se ha visto notablemente incrementado. Bien por el hecho de que el artículo sea de interés o bien porque el precio de arranque en subastas de segunda mano se haya reducido considerablemente en función del mismo, cada vez más personas son las que acuden a pujar por objetos que en muchos casos es difícil que pasen desapercibidos.

Comentarios
Lo más