"Queremos salir de la larga noche de 30 años de gobierno del PP en Castilla y León"

"Queremos salir de la larga noche de 30 años de gobierno del PP en Castilla y León"

Alejandro Martínez encabeza la lista de la coalición IU-EQUO a las Cortes de Castilla y León. Una sinergia que nace del convencimiento de la necesidad de apostar por las confluencias para dar respuesta a los problemas y las necesidades de la ciudadanía. Políticas económicas para la generación de empleo con criterios de sostenibilidad, la apuesta decidida por los servicios sociales en los pueblos o por una verdadera educación de calidad son sus bazas para Castilla y León. Alejandro, junto a Francisco Herrero en representación de Izquierda Unida, desgrana algunas propuestas de su programa en una entrevista con SALAMANCA24HORAS.

- Como cabeza de lista de la coalición Izquierda Unida-Equo para las Cortes de Castilla y León, ¿qué le ha motivado para intentar dar una solución a los problemas de los salmantinos desde el gobierno regional?
- (EQ) Di el paso hacia la política aproximadamente hace tres años con Equo. Ese salto siempre ha estado basado, para mí, en la responsabilidad como ciudadano y por dotar de futuro al medio rural. Viendo la falta de oportunidades para mis hijos tomé conciencia de la necesidad de intentar cambiar las cosas. A esta candidatura, en la que se ha buscado la mayor confluencia entre Equo e Izquierda Unida, concurro por los mismos motivos y con muchísima ilusión.

- ¿Por qué esta unión de fuerzas entre dos formaciones que hasta ahora han recorrido su camino por separado?
- (IU) Creo que después de veinte años ininterrumpidos de mayorías absolutas y de la derecha más rancia, ahora, es el momento de que las sensibilidades de izquierdas pongan en común su proyecto por responsabilidad y dejando al lado las pequeñas diferencias que podamos tener.

- ¿Cuáles son los ejes fundamentales de su programa electoral?
- (EQ) Una de las cosas que aportamos a esta ilusionante candidatura es el concepto de sostenibilidad. También en la economía y el empleo.

(IU) Para nosotros, la defensa del empleo de calidad y público así como la defensa de los servicios públicos en las ciudades y pueblos de Castilla y León fijando la sanidad y la educación. Al final, eso es lo que hace que la comunidad no pierda población porque de poco nos sirve el lograr articular grandes planes de empleo, economía verde y sostenible si la gente que ha de llevar a cabo esos trabajos no tiene servicios públicos de los que disponer para vivir.

- En materia de empleo, cuáles son sus propuestas?
- (EQ) La sostenibilidad, para nosotros, es un concepto clave. Pero no una sostenibilidad entendida en modo ambiental sino como herramienta sociopolítica para atajar la crisis en todo sus ámbitos. Para atajar la crisis económica proponemos empleo verde. No obstante, tenemos que ver qué sectores queremos potenciar y qué va a ser el motor económica. El empleo verde está en todo lo que tiene que ver con las energías renovables, en la agricultura y ganadería ecológicas, en la movilidad sostenible, en el turismo sostenible, en la rehabilitación de edificios con criterios de eficiencia energética, etcétera. Por ejemplo, en relación a la agricultura y ganadería ecológicas pensamos que puede ser un motor importante. A día de hoy, Castilla y León es la comunidad más atrasada en producción de agricultora ecológica. A nivel mundial, este mercado movió más de 63.000 millones de dólares y en España el volumen alcanza más de 1.000 millones de euros y las exportaciones son más de la mitad. Con datos de la Fundación Biodiversidad, en 2020, si se apoyara al sector, se alcanzarán en España los 12.000 millones de euros de beneficio de este sector y generaría bastante empleo. Por otro lado, el sector de la eficiencia energética ya emplea a día de hoy a 175.000 trabajadores a nivel de todo el estado. En 2020, la previsión es que se podrán alcanzar 20 millones en toda Europa. Son sectores que están creciendo y que hay que apoyarles.

- ¿Y para generar riqueza y mejorar la economía?
- (IU) Por un lado fomentar las cooperativas en comercios de cercanía, por ejemplo en agricultura, para fomentar el comercio local y de región de forma que se establezca un ciclo por el que la mayoría de los recursos que consuman esas explotaciones y vecinos sean generados en la región. Otra posibilidad es la tesis del trabajo garantizado. Tenemos una población netamente envejecida y tenemos que apostar por trabajo de cuidado a personas mayores, dependientes, etcétera. También por trabajos de cultura para el fomento de una cultura accesible a todos sin que sea elitista. Son ejemplos de nichos que están infravalorados y están por explotar.

- ¿Están necesitados los pueblos de la provincia y de la región de infraestructuras? ¿Qué proponéis en este sentido cuando los propios vecinos demandan mejoras en las carreteras o que se llegue la banda ancha a sus municipios?
- (EQ) En este sentido hay que decir que esta candidatura es una apuesta firme por el medio rural. Más que infraestructuras queremos luchar contra la falta de oportunidades, la huida de jóvenes… Por otra parte, es clave el poder disponer de todas las comodidades de las que se disponen en la ciudad, como Internet, porque el teletrabajo es una fuente importante de empleo en los pueblos. Mucha gente, con ello, se puede perfectamente plantear vivir en un pueblo llevando a cabo el mismo trabajo que si viviera en la ciudad. 

- Hablando de pueblos, durante los últimos años se habla de la necesidad de una reordenación territorial. ¿Cuál es su propuesta en este sentido?
- (EQ) El PP y el PSOE han sido anti-medio rural y lo han demostrado con la nueva Ley del territorio o racionalización de la administración local para plantear la desaparición de ayuntamientos de municipios pequeños en beneficio de las diputaciones. Sin embargo, son éstas las que tienen que desaparecer ya que son las más ineficientes y que mantienen un sistema de caciquismo y clientelismo. Hay que mantener los municipios, las mancomunidades y las comarcas. Lo que necesitamos es fortalecer a los pueblos y que se apueste por ello sin concentrar todas las actuaciones en las ciudades.

- Muchos pueblos salmantinos viven del sector primario, cuya competencia principal viene de parte de la Junta de Castilla y León. ¿Cuáles son sus propuestas para la agricultura y la ganadería?
- (EQ) Nosotros claramente apostamos por potenciar un modelo de agricultura y ganadería ecológicas. Pensamos que es el futuro y, de hecho, ya se va yendo hacia un modelo más sostenible. Si echas números, la producción ecológica es el futuro. En relación a la superficie agraria que tenemos en Castilla y León, si llegamos a la media de Andalucía, obtendríamos 2.280 millones de euros anuales. Está demostrado, además, que la agricultura ecológica genera un 30% más de mano de obra y se podrían crear bastantes miles de puestos de trabajo y empleo de calidad.

- Junto con esto, el turismo es otro pilar económico para los pueblos. ¿Alguna propuesta concreta para impulsarlo o fomentarlo?
- (IU) Una actuación fundamental sería buscar un turismo de calidad. No buscar turismo masivo, sino de calidad. Las zonas rurales que se visitaran de alto valor ecológico e histórico estarían mucho mejor conservadas y no sufrirían tanto como con el turismo convencional. En la ciudad, que cuenta con gran atractivo turístico, hay que acabar con la moda del turismo alcohólico y potenciar el turismo cultural de una ciudad que tiene una de las cuatro universidades más antiguas de Europa y restos, edificios, escritos o museos de gran importancia. Además, sería interesante potenciar la cultura en relación con la educación. Ese tipo de turismo es el que deja el poso en la propia ciudad y en la provincia.

(EQ) La concepción inicial que había del turismo rural era que el turista debía tener una relación más cercana con el modelo cultural y agrario de los pueblos. Eso se está perdiendo. Una cosa que falta es ofrecer al turismo actividades y no solo cuidar los alojamientos, que es verdad que se han mejorada.

- Unido a ello, ¿para IU-EQUO es importante la protección del patrimonio histórico?
- (IU) Dentro de las partidas de cultura se debería especificar un porcentaje para la protección del patrimonio en el caso que fuera necesario. Eso sí, siempre velando por el valor del bien público.

(EQ) En ese sentido ya hay ayudas. En pueblos pequeños necesitas el reconocimiento como conjunto histórico y la concesión de un área de rehabilitación integral. Pero nosotros añadiríamos un criterio de ahorro energético además de conservar monumentos o fachadas.

- La sanidad ha sido el principal asunto de polémica, sobre todo por la demora de las obras del nuevo hospital, la falta de personal médico o la no construcción de los centros de salud de los barrios Zurguén y Prosperidad.
- (IU) Lo primero, la Junta debería cumplir con la propia normativa de la que se ha dotado. Así, por población, los centros de Salud de Prosperidad y Zurguén deberían haber estado construidos desde hace tiempo. Por otra parte, la Junta debería considerar su política de favorecer a la sanidad privada derivando intervenciones a otras provincias reduciendo camas de la pública. Nosotros nos oponemos a ello. El hospital de Salamanca deberá mantener el estándar de calidad, su número de camas y se deberá apostar por una sanidad pública de calidad aumentando el número de efectivos sanitarios para reducir las listas de espera y atender las necesidades de la población. La sanidad es un derecho y, por tanto, debe ser atendida por el Estado en sus formas. Para eso pagamos impuestos y tenemos una fiscalidad que habría que revisar.

- ¿Cómo mejorarían la sanidad en los pueblos?
- (EQ) Asistimos a un desmantelamiento total. En el medio rural se han intentado suprimir los servicios de urgencias, nos consta que hay reducción de médicos, de horarios de atención, etcétera. Por ejemplo mis hijos, en su centro de referencia en un pueblo de Salamanca, no pueden asistir a consulta pediátrica. Por tanto, se habla de desarrollo rural para lo que interesa. La sanidad es un derecho público y así tiene que ser. Hay que atajar el problema por los cuernos recuperando la política como principal servicio público del que deriva la sanidad o la educación. El problema no es aislado.

- ¿Qué propuestas llevarán a cabo en materia de servicios sociales en una provincia envejecida y dispersa como Salamanca?
- (IU) Hay que potenciar la atención a las personas en riesgo o en exclusión social. Para ello hay que revisar las condiciones para el acceso a ciertos subsidios o ayudas sin endurecerlas. Proponemos flexibilidad en esas condiciones. Además, habría que poner en práctica un plan de choque para repartir el empleo. Hay trabajo pero no hay empleo a través de sistemas rotativos sin que se empobrezcan sus condiciones.

(EQ) En el medio rural es básico la atención a las personas mayores y dependientes. Hay casos realmente dramáticos y hay mayores que no disponen de plaza en residencias. Además, es que en muchos pueblos pequeños ni si quiera hay áreas de servicios sociales en sus ayuntamientos. Todo se basa en la solidaridad existente por parte de familiares metiendo los problemas debajo de la alfombra. Hay que crear los servicios sociales en los pequeños municipios y trabajaremos por ello. La administración local es la que conoce las realidades de los municipios y su gente y es quien debería administrar esos servicios.

- ¿Son necesarias más residencias de ancianos?
- (EQ) Más y distintas. Los precios en residencias privadas son muy elevadas y ni si quiera hay buena conexión con ellas por medio de transporte.

- La educación es otra de las competencias directas de la Junta. De hecho, el actual gobierno dice que Castilla y León está entre las comunidades españoles que mejor índice de calidad educativa presenta. ¿Qué políticas impulsarán en este sentido?
- (IU) Hay que derogar la LOMCE. La propuesta educativa vital e irrenunciable es que el sistema educativo forme personas críticas sin segregar. La educación debe ser integradora atendiendo a todos los niveles educativos. La diversidad es lo que enriquece y hasta ahora se están creando centros de élite. Hay que dotar de medios al profesorado y al alumnado para que se pueda ejercer y llevar a cabo la labor educativa con garantías desde lo público.

(EQ) Las familias deberían tener más peso en la educación. En educación secundaria, por ejemplo, sigue habiendo mucha necesidad de más formación pedagógica. También existe falta de recursos, sobre todo en el medio rural, y hay que inyectar recursos humanos y recursos económicos. También está en nuestro programa, y que entronca con la posibilidad de empleo verde, eliminaremos la línea fría de los mismos apostando por la calidad de la comida para los escolares.

- La próxima legislatura va a coincidir con la celebración del octavo centenario de la Universidad de Salamanca. ¿Cómo debe apoyar la Junta a la institución?
- (IU) La Universidad de Salamanca es el corazón y pulmón vital, cultural y económico para la ciudad. Como tal, ha de ser cuidada. Hay que apoyar a la institución facilitando la contratación de profesorado eliminando la tasa de reposición, existente por la Ley Montoro, en aras de frenar el gasto público. Por ahí se debe empezar frenando ese principio de austeridad económica. En segundo lugar, la universidad debería hacer autocrítica porque ha vivido alejada de los problemas cotidianos del resto de la ciudad y de la provincia. Por eso creemos que debe abrirse estableciendo acuerdos entre ayuntamientos y desarrollar planteamientos en Salamanca y sus municipios.  Proyectos de investigación aplicada y colaboración con empresas.

- ¿Por qué apostar por la coalición IU-EQUO por Castilla y León?
- (EQ) Porque queremos recuperar la política para la ciudadanía y porque queremos salir de la larga noche de los treinta años en Castilla y León de gobierno del Partido Popular. Creemos que estamos ante una oportunidad histórica para reequilibrar fuerzas en el parlamento autonómico y estamos al voto de cada ciudadano para conseguirlo.

Comentarios
Lo más