La reforma laboral cumple medio año con el paro ralentizado pero más precariedad

La reforma laboral cumple medio año con el paro ralentizado pero más precariedad
La reforma laboral puesta en marcha por el Gobierno de Rajoy cumple medio año desde su aprobación definitiva con todos los matices que se fueron introduciendo desde su presentación. Seis meses en que para unos comienzan a verse los efectos sobre el mercado de trabajo, aunque para otros las consecuencias son peores que hace un año. Los datos oficiales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestran que el incremento del paro se ha ralentizado, pero hay más precariedad laboral.

Los primero meses de aplicación de la reforma laboral no lograron efectos inmediatos, pues por ejemplo en abril el paro aumentó en 178 personas cuando en 2011 había descendido en 304. En mayo y junio el descenso del desempleo en meses tradicionalmente generadores de trabajo en Salamanca fue menor. Pero en julio el descenso del paro fue mayor que el año pasado, un centenar de personas más, y en agosto el incremento del desempleo fue la mitad que hace un año.

No obstante, son 4.500 parados más que hace un año después de un demoledor invierno para el mercado laboral en Salamanca. De ahí que las prestaciones por desmpleo sean más que hace un año, hasta 17.712 personas, aumentando las familias que carecen de ingresos. Aunque quienes cobran una prestación lo hacen con una media diez euros superior al año pasado, hasta los 784.

La reforma laboral también ha propiciado por el momento más precariedad en los puestos de trabajo, no sólo al incrementarse las horas reales de labor, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, sino también en la temporalidad de los contratos. Desde enero hasta agosto se firmaron ochocientos menos en la provincia de Salamanca, y el porcentaje de indefinidos se ha reducido a apenas el 7,90 por ciento. A lo que se une el incremento de expedientes de regulación de empleo y el cambio de condiciones laborales en muchas empresas.

Mientras, el número de parados mayores de 55 años se ha multiplicado por casi cuatro veces desde el comienzo de la crisis, según un estudio publicado este jueves por la patronal de empresas de trabajo temporal Agett. Este aumento en la cifra de parados ha elevado en algo más de tres veces la tasa de paro de este colectivo, que ha pasado de un 5,5% a un 16,8%. Asimismo, el informe de Agett muestra que dos de cada tres nuevos activos mayores de 55 años generados desde que comenzó la crisis se han incorporado directamente al desempleo.
Comentarios
Lo más