Las torres de la catedral reciben más de 1.300 visitas desde mayo

Las torres de la catedral reciben más de 1.300 visitas desde mayo

Durante este mes de junio continúan las visitas guiadas nocturnas a Ieronimus, las torres de la catedral de Salamanca. Desde su inicio, en el mes de mayo, 1.329 personas han realizado este recorrido nocturno. En estas semanas se han completado todas las visitas programadas ampliando el número de pases por el gran interés mostrado. Quienes deseen conocer esta interesante propuesta en su sesión de noche pueden solicitar una visita a la carta, un servicio puesto en marcha dada gran acogida y el aumento de la demanda de entradas. Con la visita a la carta se pretende ofrecer la posibilidad a todos los visitantes de conocer la muestra con una mayor flexibilidad en los horarios, adaptando la visita, los contenidos y el inicio a las características de cada grupo, que debe reunir a un mínimo de 15 personas. 

Durante el mes de junio, las visitas se realizan los viernes y sábados, en dos pases, a las 20:30h y 22:30h. A partir de julio, en el periodo estival, continuarán las visitas, con nuevas propuestas y ampliando el calendario y el número de pases por día. El precio de la entrada, que se adquiere en la taquilla de Ieronimus, es de 6€ y las plazas son limitadas.

Los recorridos nocturnos a Ieronimus, en marcha desde hace ya tres años, se han convertido ya en un clásico,  una visita obligada para todo el que venga a la ciudad;

Pero también un rito para  muchos salmantinos –hay gente que la ha visto en varias ocasiones-  y que las sienten como parte de su identidad. Para los visitantes, constituyen una propuesta con un discurso actual, pensado para la gente y con un estilo propio.

La visita guiada, de una hora de duración, invita a recorrer las diferentes estancias de la exposición documental en un itinerario lleno de sorpresas, con juego de luces y ambientación musical. El recorrido finaliza en el cuerpo de campanas, donde el visitante podrá enviar un toque de campanas personalizado.

Acceder a las “torres de la catedral” durante la noche ofrece además el privilegio de ver Salamanca iluminada desde el mejor balcón de la ciudad y de saber qué pasa allí en las horas de vigilia, de silencio y misterio.

¿Qué hace la Catedral por la noche? ¿De qué están hechas las catedrales? ¿Cómo entender la Catedral y ciudad, el urbanismo, el patrimonio, los conventos? ¿Hay un tiempo de las Catedrales diferente al cotidiano? 

Estas son algunas de las preguntas que esta visita a las Torres de la Catedral trata de responder; además de entrar en sus misterios, descubrir y contemplar la catedral nueva y la vieja,  salir a sus terrazas… 

Pero y sobre todo trata de  hacer sentirse bien a quien realiza la visita, sentirse como en  casa, porque la catedral es hospitalidad para el  cuerpo y el espíritu.  

Comentarios
Lo más