El Congreso convalida la prórroga de las ayudas a los parados sin prestación por desempleo

El Congreso convalida la prórroga de las ayudas a los parados sin prestación por desempleo
El Congreso de los Diputados ha convalidado el Real Decreto-Ley 23/2012, de 24 de agosto de este año, por el que el Gobierno prorrogó hasta el 15 de febrero de 2013 el Programa Prepara, dirigido a la  recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo.
 
Creado en febrero de 2011, se dirige a los desempleados que agotan otras prestaciones y subsidios y no cuentan con otras fuentes de ingresos suficientes. Se configura como una ayuda de 400 euros mensuales -que ahora se elevan a 450 euros para los parados con mayores cargas familiares- durante un máximo de seis meses, siempre vinculada a un itinerario específico para incrementar la empleabilidad e insertar a estos desempleados.  
 
El programa ya fue prorrogado en dos ocasiones anteriores. Sin embargo, es la primera vez, desde la puesta en marcha del Programa,  que el Gobierno realiza un informe de evaluación de sus efectos previo a su prórroga, pese a que era una condición obligatoria a la que, hasta ahora, no se había dado cumplimiento. La titular de Empleo y Seguridad Social afirmó que los resultados de los anteriores programas, tras el análisis, son “decepcionantes”. Sólo el 7% de los beneficiarios se ha beneficiado de acciones formativas. Y en algunas autonomías donde las necesidades formativas tienden a ser mayores, el porcentaje no supera el 4,5 %, informó Báñez.
 
Del total de las acciones realizadas por los beneficiarios del programa, el 78% correspondía a actuaciones de orientación individual, el 19% a acciones de orientación grupal y menos del 3% a acciones formativas, “a pesar de las evidentes deficiencias del colectivo de beneficiarios en este aspecto”, señaló. Además, menos del 2% de los beneficiarios participó en acciones de impulso al emprendimiento y el 36% no accedió a la tutoría individual que constituye, según la ministra, “el primer paso” para el diseño de un itinerario personalizado de inserción. La evaluación también ha puesto de relieve que el número de acciones por beneficiario fue de sólo 3,22, a pesar de que los beneficiarios estuvieron desempleados, de media, el 85% del tiempo de prestación.
 
El 67% de los beneficiarios, más de dos terceras partes, no estuvieron ocupados durante su participación en el Programa; el 8% estuvieron ocupados menos de un mes, y sólo el 18% más de dos meses. Además, menos del 1% de los beneficiarios obtuvo un contrato indefinido. Y el porcentaje de contratos indefinidos sobre el total de contratos del colectivo de beneficiarios es menos de la mitad que los contratos indefinidos sobre el total de contratos firmados en España entre el 15 de febrero de 2011 y 2012, informó.
 
Comentarios