Financiar los regalos a plazos puede llegar a ser un 24% más caro

Financiar los regalos a plazos puede llegar a ser un 24% más caro
Los consumidores pagarán un interés medio del 12,25% TIN por financiar sus gastos navideños y, si optan por la opción más popular, la de las tarjetas de crédito, podrían llegar a pagar hasta un 24% TIN por aplazar sus pagos. Las tarjetas y los adelantos de nómina son las opciones más baratas para financiar los gastos extra de Navidad a tres meses, con ofertas al 0% TIN y sin gastos añadidos (0% TAE)

Miles de consumidores recurrirán a algún producto de financiación (tarjetas de crédito, préstamos al consumo, adelantos de nómina…) para poder pagar sus gastos durante la Navidad, una cifra que equivale al 12% de la población adulta, según un análisis de la web del ahorro www.kelisto.es. 

El Black Friday, que se celebra el próximo viernes 25 de noviembre, marca el inicio oficial de la temporada de compras navideñas. “La mejora del empleo y de la renta disponible explican esta mejoría en el consumo navideño. Ahora bien, pese a la mejoría de lo algunos indicadores, todavía existen motivos para la contención del gasto de muchas familias. A la incertidumbre política, se suma la alta temporalidad del empleo creado (más de la mitad del empleo creado en el último año era temporal), el bajo nivel en el que se mantienen los salarios (el 30% de los trabajadores cobra menos de 1.215,7 euros brutos al mes) y el descenso del porcentaje de desempleados que cobra algún tipo de prestación (en los últimos cinco años ha pasado del 70% al 55%)”, explica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.  

Quienes necesiten recurrir a una tarjeta de crédito (con o sin vinculación), un préstamo o un anticipo de nómina para pagar a plazos estos gastos tendrán que abonar a su banco un interés medio del 12,25% TIN5, una cifra que podría llegar a dispararse hasta el 24% si eligen el producto de financiación más popular para este tipo de pagos: las tarjetas de crédito. En términos de coste real, financiar el presupuesto navideño (591 euros) a tres meses supondría abonar una TAE media del 15,64%, lo que se traduciría en unos gastos de 15,38 euros por persona.   

Con el Black Friday y el comienzo de la temporada de compras navideñas, el consumidor debe recordar que no todas las soluciones de financiación que ofrece la banca son igual de ventajosas para aplazar los gastos de las próximas fiestas. Las tarjetas de crédito y los adelantos de nómina son dos de las opciones más ventajosas, ya que disponen de ofertas que permiten financiar el gasto de las próximas fiestas sin intereses y sin gastos, lo que se traduce en una TAE del 0%. Frente a estas opciones se encuentran otras como los préstamos (con un interés mínimo del 4,95% TIN) o las tarjetas de crédito sin vinculación (con un mínimo del 21% TIN). 

“A la hora de elegir la forma de financiación más adecuada, hay que tener en cuenta varias cuestiones. En primer lugar, nunca hay que olvidarse de calcular la TAE de la operación: esto nos permitirá saber el coste real de aplazar el pago, ya que tiene en cuenta el interés a pagar y los gastos o comisiones. En segundo lugar, es importante saber que las condiciones más ventajosas para aplazar gastos como los de Navidad se encuentran en la financiación a corto plazo. Por último, merece la pena recordar que, pese a que los préstamos personales suelen ser, en general, opciones de financiación más baratas que las tarjetas de crédito, el abanico de ofertas para una cantidad como la de las compras de Navidad hace que el número de ofertas a disposición del cliente se reduzca, ya que la mayoría de productos está diseñada para cifras superiores”, destaca González.  

Las opciones más baratas para financiar compras navideñas

En general, las opciones más ventajosas para financiar las compras de Navidad son las tarjetas de crédito con vinculación y los adelantos de nómina, con ofertas que permiten aplazar los pagos a tres meses al 0% TIN y sin gastos adicionales: es decir, con un interés real del 0% TAE. Eso sí, para poder optar a una de estas dos soluciones, el consumidor ya tendría que ser cliente (y tener su nómina domiciliada) en alguna de las entidades que las ofrecen.  

Si ese no es el caso, las opciones más ventajosas son los préstamos (aunque existen pocas ofertas para cantidades muy reducidas y algunas exigen vinculación) y las tarjetas de crédito sin vinculación, con una TAE del 5,06% y del 23,13%, respectivamente, para aplazar los gastos navideños a tres meses. 

Por último, quienes no cumplan los requisitos que exigen las entidades financieras para acceder a sus productos pueden optar por un microcrédito. Ahora bien, no hay que olvidar que se trata de productos que, generalmente, son caros y que solo permiten pedir cantidades por encima de 300 euros a quienes ya hubieran contratado antes otro préstamo.   

Comentarios
Lo más