La Diputación publica dos nuevas obras sobre poesía

La Diputación publica dos nuevas obras sobre poesía
Aprovechando que el Día del Libro está a la vuelta de la esquina, la Diputación de Salamanca ha sacado al mercado los dos nuevos libros que pasarán a formar parte de la Colección Autores Salmantinos. Julio de Manueles y Ezequías Blanco han dado a conocer sus libros de poesía, 'Cómo pasa la vida' y 'La realidad desentendida', respectivamente. El precio de los libros será de 7 euros ('Cómo se pasa la vida') y 8 euros ('La realidad desentendida'), basándose en la diferencia de grosor. Durante la próxima feria del Libro, los dos poetas estarán presentes para firmar sus libros a quienes lo deseen.

Una vez más, la intención de la diputación, es, según ha explicado el diputado de cultura, Manuel Tostado, conjugar la calidad literaria y la huella salmantina a través de una divulgación asequible. Julio de Manueles alude como poeta a Jorge Manrique, y hace eco de la memoria de José Ledesma, desde una visión humana de Salamanca. El diputado también ha mencionado la memoria personalísima que caracteriza al escritor. Ezequías Blanco, por su parte, tiene un pintoresco bagaje desde que comenzó como estudiante de filosofía y letras. Es fundador y director de la revista 'Cuadernos del matemático', y ha trabajado como profesor de secundaria. Las obras de los dos escritores salmantinos conforman una recopilación de muchos de sus poemas.

Julio de Manueles ha definido su obra, 'Cómo se pasa la vida', como una expresión de sus emociones. El autor opina que la poesía se basa en eso al fin y al cabo, en un medio de plasmar parte del alma y las emociones. En su caso, lo hace a través de la escritura, pero esta liberación puede tener distintas formas, ya sean la pintura o la fotografía. Como muestra de humildad, ha especulado sobre los 34 poemas que componen el libro, como emociones que posiblemente no sean originales ni trascendentales, pero que pueden comunicar algo.

Por su parte, el libro de Ezequías Blanco, 'La realidad desentendida', encierra unas emociones mucho más crudas. El autor ha explicado los poemas contenidos como manifestaciones de pesimismo, nihilismo y melancolía, y salpicados de ingenio e ironía. La poesía de Ezequías es, además, difícilmente conceptualizable. Ha confesado que muchos críticos han sido incapaces de categorizarla en un estilo o corriente poética. “Yo escribo por instinto”. No obstante, algunas de las emociones plasmadas están llenas de vitalidad.

Comentarios