Vistahermosa, el joven que depende de sus hermanos mayores

Vistahermosa, el joven que depende de sus hermanos mayores
'Gente de Barrio’ continúa con su periplo salmantino y en esta ocasión ha dejado atrás Ciudad Jardín para cruzar el Tormes y alojarse en lo alto de un cerro llamado Vistahermosa, desde donde se obtienen unas magníficas vistas del resto de la ciudad.
 
Allí espera Blanca Santos, la presidenta de la asociación de vecinos, que se deshace en elogios hacia Francisco García y Ángel Rodríguez, sus predecesores en el cargo. En primer lugar, explica que Vistahermosa es un barrio joven que empezó a crecer a mediados de los 90 gracias al ‘boom’ de la construcción. Hasta entonces apenas contaba con tres calles: Buenaventura, San Cosme y San Damián. Posteriormente fue creciendo hasta lo que es ahora, una zona residencial asentada y que va aumentando poco a poco.
 
“La administración es receptiva a nuestras demandas y las cumple, aunque con tardanza”, asegura. Y es que este verano se puso fin a uno de los problemas que arrastraban los vecinos desde el principio de los tiempos: la presión del agua. La población fue aumentando, mientras que la presión del agua era la misma desde el principio, por lo que durante los tramos del día que más líquido se necesitaba apenas salía con fuerza por sus grifos.
 
Otro de grandes hándicaps es que Vistahermosa apenas cuenta con servicios básicos y tienen que desplazarse a otras zonas para cubrir esas necesidades. Para ir al médico, los vecinos se tienen que desplazar hasta Tejares; para acudir a las entidades bancarias, al Zurguén; para ir a Correos tienen que llegar hasta San José; y si quieren realizar la compra en un supermercado se ven obligados a bajar hasta la avenida de Lasalle. Todo ello está provocado por la falta de negocios del barrio, que únicamente cuenta con un bar, una peluquería, una librería y una tienda de comestibles, aunque el problema de fondo es que ni siquiera existen locales para levantar una empresa.
 
Entre los proyectos que la asociación ha puesto sobre la mesa del Ayuntamiento están la habilitación de una plaza Wi-Fi, puesto que la cobertura de la zona es muy mala y apenas cuentan con un megabyte de conexión a Internet; la ampliación del carril bici y la puesta en marcha de uno de los puestos de préstamo de bicicletas; programas para la gente mayor; y la recuperación de la zona del arroyo del Zurguén para el uso y disfrute de las familias.
 
A pesar de estas carencias que desde la vecindad se está trabajando para que se resuelvan, Vistahermosa alberga la única biblioteca municipal de la zona trastormesina, así como el primer centro municipal integrado. Este acoge a los Centros de Acción Social de otros barrios y ha dinamizado la actividad sociocultural del otro lado del río hasta el punto de quedarse pequeño, una buena muestra de su buena salud social.
Comentarios