Los trabajadores mayores de 45 años que al mismo tiempo estudian ya superan a los jóvenes

Los trabajadores mayores de 45 años que al mismo tiempo estudian ya superan a los jóvenes
Han aumentado un 16% durante la última década, mientras que la evolución es opuesta en los menores de treinta años, casi la mitad menos que la cifra alcanzada hace una década
 

La empresa de recursos humanos Randstad ha realizado un análisis que estudia la evolución de los ocupados que se encuentran cursando formación. Para ello, ha tenido en cuenta los datos comprendidos entre 2006 y 2016 relativos a la Encuesta de Población Activa (EPA), publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que analiza este colectivo de profesionales según la edad del profesional.

Así, revela que uno de cada cuatro profesionales menores de 30 años estudia y trabaja a la vez, en concreto el 23%. Es casi la mitad menos que la cifra alcanzada hace una década. Pero a pesar de que el número de ocupados se ha reducido a la mitad respecto a la cifra alcanzada hace una década, el peso de este colectivo en el mercado laboral ha aumentado en dos puntos porcentuales respecto a 2007.

Mientras que los profesionales menores de 30 años que estudian y trabajan se han reducido a la mitad desde 2006 en términos absolutos, el número de ocupados mayores de 45 que se encuentran en esta situación ha aumentado. Así, esta cifra ha crecido un 16%, aunque el peso de estos profesionales representan el 7% del total de ocupados, la misma tasa que la registrada hace diez años.

Actualmente, las empresas están aumentando sus necesidades de profesionales con estudios STEM (Science, Technology, Engineering & Mathematics) y con conocimientos digitales. Las compañías van a aumentar la demanda de este tipo de perfiles durante los próximos cinco años, pero no los van a poder cubrir completamente ante la falta de candidatos. Este desajuste, existente entre las necesidades empresariales y la oferta profesional del mercado laboral, se ha traducido en un aumento notable de profesionales que, a pesar de disponer de un empleo, está estudiando para obtener las habilidades que demandan las organizaciones.

El desajuste existente entre las necesidades empresariales y la oferta profesional del mercado laboral hace que cada vez sean más los profesionales que deciden continuar con su formación para no quedarse fuera del mercado de trabajo. Para los próximos cinco años, Randstad prevé que la digitalización cree 1.250.000 nuevos puestos de trabajo. La posibilidad de acceder a uno de ellos dependerá de la adecuación respecto a las necesidades de las compañías, que están inmersas en un profundo cambio tecnológico y de automatización de sus procesos.

 

Comentarios
Lo más