Cáritas reclama a las administraciones gestos para la dignidad de las personas sin hogar

Cáritas reclama a las administraciones gestos para la dignidad de las personas sin hogar
Reclama el compromiso de trabajar conjuntamente para desarrollar políticas públicas. El Centro de Acogida Padre Damián ha atendido hasta noviembre a un centenar de personas, con una estancia media de dos meses

Bajo el lema ‘Hazme visible, por dignidad, nadie sin hogar’ se celebrará el próximo domingo 27 de noviembre en toda España día de las personas sin hogar. En esta edición de la campaña, Cáritas, FACIAM, fePsh, XAPSLL y BesteBi proponen realizar ‘gestos para la dignidad’. 

También activar el compromiso del conjunto de las Administraciones para desarrollar políticas públicas que pongan a las personas en el centro (en especial a las persona sin hogar), y que apuesten por la protección y garantía de acceso a derechos humanos fundamentales (como vivienda y salud, entre otros). 

Y generar mensajes positivos que luchen contra la discriminación y el estigma que sufren las personas en situación de sin hogar y que es una tarea esencial de los medios de comunicación. Se trata de conocer en profundidad la realidad del sinhogarismo y sus situaciones complejas, como gesto y compromiso con la dignidad que todo ser humano tiene por el simple hecho de serlo.

Una sociedad fracturada

“Este año la campaña parte de un análisis de la realidad en la que encontramos una sociedad fracturada: la desigualdad y la pobreza aumentan la fractura social. Vivimos en una sociedad con desempleo, precariedad laboral y difícil acceso a un hogar”, explican desde Cáritas Salamanca.

Añade que en épocas anteriores el sistema económico ha basado su funcionamiento en mecanismos de activación laboral y de consumo. “Ahora los tiempos que estamos viviendo se caracterizan por la expulsión de las personas y la destrucción de nuestro planeta, como fórmula para seguir produciendo beneficios y privilegios para una élite humana”.   

Por eso, “el descarte se produce en el ámbito productivo, ya sea mediante la vivencia del desempleo, o la experiencia de un empleo precario. El descarte alcanza su máxima expresión cuando descarta a las personas, privándolas de un hogar. Dejando a un lado, por tanto a aquellas personas que no acceden al elemento más básico donde las personas encontramos el calor, la protección y la seguridad que precisamos”.

‘Hazme visible, por dignidad, nadie sin hogar’ pretende visibilizar la situación de la personas sin hogar y reclamar el compromiso del conjunto de las Administraciones para desarrollar políticas públicas que pongan a las personas en el centro. “Esa responsabilidad tiene que llevarnos a un horizonte de soñar posible lo que hoy parece imposible: que toda persona viva con dignidad en un hogar propio, en paz y permanente”, concluye Cáritas.

Programa de personas sin hogar en Cáritas Diocesana

Cáritas dispone de dos recursos para atender esta realidad: el proyecto "Espacio Abierto" y el centro de acogida "Padre Damián" para personas sin hogar.  A inicios de noviembre, el proyecto de personas sin hogar de Cáritas Diocesana de Salamanca ha realizado un total de 1.174 atenciones a 317 personas desde el servicio de acogida.   

Al mismo tiempo, a través del Centro de Acogida Padre Damián, también se ha llevado a cabo una importante labor. Han tenido lugar 196 ingresos que corresponden a 101 personas, es  decir, la misma persona puede haber tenido varias estancias en este tiempo. Las estancias se continúan alargando con una media de casi dos meses. El 83% son hombres, la mayoría entre 40 y 55 años, el 17% mujeres.   

Para poder realizar este trabajo, el centro dispone de un presupuesto para este año de 555.000€ euros. Para la financiación del mismo se cuenta con subvenciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que aporta este año 151.967, de la Junta de Castilla y León, cuya aportación es de 151.941, la Diputación con 7.132, y el Ayuntamiento de Salamanca, cuya cuantía es de 62.277 euros. El resto, 181.683, es aportado por la institución.  

Desde Espacio Abierto se han atendido un total de 250 personas, 198 hombres y 52 mujeres desde enero hasta el momento. Se han ofrecido 5.041 comidas y 1.872 duchas. Este proyecto brinda una atención individualizada, pretende ser una alternativa sana a vivir en la calle, donde se favorece el cambio y la mejora de las personas que por sus características no tiene lugar en otros recursos más estructurados. Se facilita la información y asesoramiento para aumentar la formación ocupacional, así como desarrollar hábitos básicos de autodisciplina.  

El presupuesto para el año 2016 es de 173.000 euros, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Salamanca con 36.653, la Caixa con 22.000 y la Fundación Rodríguez Fabrés con 4.500. El resto se financia con fondos propios de la institución: 109.847 euros.

Comentarios
Lo más