El consumo de tabaco disminuye drásticamente entre los trabajadores sanitarios

El consumo de tabaco disminuye drásticamente entre los trabajadores sanitarios
Los hábitos saludables de los profesionales sanitarios sirven de modelo para los pacientes, resultando de gran ayuda para difundir y concienciar sobre la importancia de mantener una óptima salud respiratoria. En este sentido, expertos neumólogos del Programa Integrado de Investigación en Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), y del Área de Tabaquismo de esta Sociedad Científica y gracias a la colaboración de Menarini, han realizado un estudio epidemiológico para analizar la prevalencia del tabaco en este grupo de profesionales y estudiar sus actitudes respecto al consumo de cigarrillos. "Los resultados muestran una drástica disminución del número de profesionales sanitarios españoles fumadores. Sólo el 11% de los entrevistados son fumadores y hasta el 41% son actualmente exfumadores", explica el doctor Carlos Jiménez.

Según datos obtenidos en un estudio en 1998, el 39% de los profesionales sanitarios españoles eran fumadores, llegando la prevalencia de fumadores en el grupo de enfermería hasta cifras del 43%. Actualmente, la prevalencia del tabaquismo en el colectivo de enfermería se sitúa en un 13%, a sólo dos puntos por encima del colectivo de médicos (11%). La investigación realizada también concluye que más de la mitad de los profesionales sanitarios encuestados (un 55%) utilizan asesoramiento psicológico y la prescripción de fármacos cuando ayudan a los pacientes fumadores a abandonar el hábito. "Este dato denota una mayor concienciación de los profesionales sanitarios españoles en el campo del tratamiento del tabaquismo”, afirma el doctor Jiménez. A lo que añade, "Los tratamientos para dejar de fumar se presentan como una opción rentable y eficaz. Es por ello, que es importante difundir sus efectos beneficiosos y potenciar su uso".

 

Según el estudio realizado por Separ, los resultados demuestran que el 60% de los profesionales sanitarios fumadores se plantea abandonar el consumo del tabaco en un futuro próximo y hasta el 17% de ellos lo quiere dejar de forma inmediata. "La formación en diagnóstico y tratamiento del tabaquismo debería incluirse en el currículo formativo de todos los profesionales sanitarios y estudiantes de medicina y enfermería. Los profesionales sanitarios tenemos el reto de animar a todos los fumadores a que abandonen el hábito. Esta es la única forma de lograr mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes, a la vez que, reduciríamos la carga económica que supone el consumo de tabaco en nuestra sociedad y en nuestro Sistema Nacional de Salud", concluye el doctor Jiménez. 
Comentarios