Jai Alai alevín A

El alevín A del Jai Alai es un conjunto en continua formación. Compuesto por quince chicos, su única ilusión es la de aprender y seguir avanzando en esto del fútbol. De momento, en esta temporada compiten en la Segunda Provincial Alevín, un grupo muy duro en el que han conseguido vencer un partido y en el que luchan por evitar el descenso.

Ese no es, sin embargo, el principal objetivo. Lo primordial es que jugando se diviertan, que estén a gusto mientras, sin darse apenas cuenta, sean cada día mejores futbolistas y mejores personas. Y es que dar patadas a un balón contiene en sí mismo un aprendizaje que va más allá del rectángulo de juego. En el conjunto se premia el esfuerzo y el sacrificio muy por encima del fútbol. Lo más importante en la vida, al final, es no rendirse ante las adversidades y seguir siempre dando la cara a pesar de lo que venga. Siempre es mejor levantarse y no el no caerse nunca.

En ello están estos alevines que se dividen entre los más jóvenes y los menos dentro de la categoría y que luchan ante rivales más fuertes. Da igual. Siempre compiten. Siempre buscan, con su juego, combatir el del rival que, en algunas ocasiones, han goleado a estos jóvenes futbolistas a los que nunca les tumban. Así consiguieron vencer el partido que les da tres puntos en la tabla ante un Promesas de Villoria que va por delante en la clasificación. Eso ejemplifica que el trabajo siempre da sus frutos, que la lucha nunca es en vano.

A pesar de todo, todavía queda trabajo por hacer, sobre todo mental. Un gol en contra suele ser una losa difícil de levantar para estos jóvenes que, eso sí, tienen el compañerismo como una seña de identidad. Son un equipo, donde va uno van todos. Cuando falla uno, fallan todos. Desde esa premisa es más fácil construir un equipo, que todos se lleven bien.

Este equipo, además, se está formando ya para dar el siempre difícil salto de fútbol 11. De momento, lo hacen solo de palabra ya que dos horas de entrenamiento a la semana en un cuarto de campo no hacen posible nada más. Eso sí, ya están pensando los entrenadores ejercicios para conseguir una mayor amplitud y que el paso sea menos traumático.

Seguro que el año que viene ya han adquirido unos conceptos con el balón que tratan de memorizar este. Siempre se intenta empezar las jugadas desde atrás aunque el rival, en ocasiones, te presione demasiado arriba y se tenga que variar la forma. Cuando no se tiene la pelota, el objetivo es robarlo lo antes posible aunque siempre intentando aguantar y cortar las líneas de pase. No es fácil pero, como todo, paso a paso se consigue todo.

 La plantilla está formada por Ayman y Deyvi (porteros); José Antonio, Alejandro, Marco y Álvaro (defensas); Kevin, Rubén, Ángela, Denis y Sergio (centrocampistas); Diego, Mario, Yhasir y Joel (delanteros); Javitxu y Pepelu (entrenadores).

Comentarios
Lo más