El Pleno aprueba el Presupuesto con el voto favorable de PP y Ciudadanos

El Pleno aprueba el Presupuesto con el voto favorable de PP y Ciudadanos

Tras un intensísimo debate en el que, principalmente, Somos Santa Marta e Izquierda Unida acusaron a populares y Ciudadanos de escenificar su pacto de Gobierno, los Presupuestos Municipales de Santa Marta de Tormes para 2016 han sido aprobados de forma inicial con el voto a favor de los Grupos Municipales de PP y Ciudadanos, cuyo portavoz, Jesús Martín, aclaró que se debe distinguir el "inexistente" pacto de Gobierno de acuerdos puntuales, caso de lo sucedido en esta ocasión lo que, además, no ha evitado que Ciudadanos haya presentado 5 enmiendas a las cuentas municipales. 

La mayoría de grupos de la oposición habían ido desgranando sus propuestas a lo largo de las últimas semanas. El incremento del gasto social es la nota común de la mayoría de enmiendas en detrimento de partidas que, según explicó la portavoz del equipo de Gobierno, Chabela de la Torre, "cuestan lo que cuestan y no pueden reducirse" caso por ejemplo de los gastos de mantenimiento de la flota municipal de vehículos o de los gastos jurídicos municipales, "que serían menores si algún grupo no se empeñara en judicializar la actividad municipal y que, hay que recordar, también incluye la mediación en casos de desahucio".

Izquierda Unida reprochó al equipo de Gobierno que asegure que están cubiertas las necesidades sociales por parte del Ayuntamiento "cuando son muchas las personas del municipio que acuden al Banco de Alimentos o tienen problemas para pagar la factura del gas".

Por su parte, el PSOE señaló que las cuentas municipales se intentan vender como unos presupuestos sociales cuando los esfuerzos como el Bienestar Social o la protección del desfavorecido precisan de mayor consideración. El paro, la precariedad laboral, el acceso a la vivienda, la autosuficiencia energética o la lucha contra la desigualdad son, apuntaron, "los principales problemas de Santa Marta".

En el caso de Ciudadanos sus dos concejales entienden que los Presupuestos "son equilibrados y cubren todas las áreas". Pese a ello reclaman la puesta en marcha de una escuela de futbol municipal, mayor presupuesto para el capítulo de festejos y también para la Oficina de Información al Consumidor de 16.000 a 23.000 euros al ampliar sus días de atención de tres a cinco semanales.

De igual modo respaldó una de las propuestas presupuestarias que más polémica generaron en el Salón de Plenos, la de asignar una partida al mantenimiento de la Isla del Soto, una vieja petición de los partidos opositores que se había ido rechazando durante años. Las obras que en la actualidad se ejecutan en esta zona verde del municipio exigen -argumentaron tanto desde el PP como desde Ciudadanos- que, una vez terminadas, haya que destinar ahora una partida para su mantenimiento. 

Otros asuntos

El Pleno desestimó, además, por unanimidad, la alegación realizada por los sindicatos CSIF y CCOO respecto a las bases para la provisión, mediante concurso oposición, de la Plaza de inspector de la Policía Local, un puesto que ejerce en la actualidad Germán Michael Pérez en Comisión de Servicio. Ese acuerdo de los concejales motivará la apertura de un nuevo proceso tras la correspondiente modificación de las bases que, de esta forma y a juicio de Izquierda Unida, PSOE y Somos Santa Marta, se ajustarán a la legalidad.

Hubo también acuerdo en la moción socialista sobre la mejora de la frecuencia de la línea de autobús que circula entre Santa Marta, los hospitales y el Campus Universitario. Los grupos mostraron su respaldo a una propuesta en la que se pide al Ayuntamiento a que inste a la Junta de Castilla y León a mantener la frecuencia del servicio añadiendo en la franja  horaria entre 12:48 y 14:08 horas un viaje más. De igual manera, se pedirá que en periodo no lectivo se continúe con la misma frecuencia de los horarios y se reclamará que se mantenga el servicio durante el mes de agosto con una frecuencia de 60 minutos. Exige, al mismo tiempo, que se facilite la recarga de las tarjetas de autobús en horario comercial en la única sucursal bancaria de Santa Marta en la que es posible hacerlo.

Asimismo, quedaron aprobadas de forma definitiva, aunque ya sin quorum, las modificaciones  de varias ordenanzas municipales, pese a que, de nuevo, volvió a la sesión plenaria el viejo debate sobre la necesidad de votar cada ordenanza de forma individual. Entienden desde la oposición que de esa forma se podría dejar claro cuáles de esas ordenanzas comparten y aquellas con las que están en desacuerdo. En este sentido, y como ya se trató en plenos anteriores, Izquierda Unida volvió a insistir en que el equipo de Gobierno "escamotea a los vecinos de Santa Marta la reducción de tributos que debería aplicarse por la bajada del IPC”. “No entraría en quiebra el Ayuntamiento si se baja pero sí entra en quiebra la gente cuando se les aplican subidas del 2 y el 3 %”, añadió el concejal Jesús Santos que pide en nombre de IU-Los Verdes que se aplique un gravamen superior tanto a las viviendas vacías como a quienes derrochen agua y el cobro del IBI a la Iglesia. El edil aclaró, además, que a la hora de realizar sus alegaciones les mueve el compromiso adquirido con los vecinos “pues defendemos el interés de los santamartinos para que no aumente la brecha social”.

Desde el PSOE, por su parte, se insistió en la necesidad de aplicar exenciones a entidades sin ánimo de lucro y a familias con miembros en paro junto a bonificaciones para jóvenes en paro que no hayan tenido acceso aún al primer empleo.

Tampoco hubo acuerdo en el respaldo plenario a la propuesta del Grupo Municipal Somos Santa Marta para la creación de un Plan Juvenil de Ocio Saludable y Alternativo. Entre los argumentos del equipo de Gobierno para justificar su negativa se incluyen las acciones realizadas en este sentido desde la Concejalía de Juventud, que desarrolla ya un plan similar. Hoy por hoy se encuentra en fase de borrador, explicó la concejala Silvia González. Precisamente por ese motivo aún no está a disposición de los ciudadanos en la página web, tal y como también reclamaba Somos en su moción.

El punto de mayor fricción en este asunto se refirió a la utilización de los locales por parte de las asociaciones juveniles del municipio. Somos solicitaba, incluso, que se les ayudara económicamente para poder mantenerlos en buenas condiciones al tiempo que animaba al Ayuntamiento a trabajar en la regularización del cobro del alquiler de esos locales “porque en ocasiones están en situación irregular”. El alcalde David Mingo señaló que subvencionar a este tipo de asociaciones juveniles propiciaría un agravio comparativo con otros colectivos similares del municipio.     

La tercera diferencia en el capítulo de mociones del Pleno de este martes fue la referida a la moción presentada por IU, Somos Santa Marta y el Partido Socialista para la supresión del contrato entre el Ayuntamiento y el Grupo Promotor Salmantino (Gruposa), que debería renovarse a finales de mes. Conscientes de la existencia aún de la brecha digital, los grupos proponentes solo estarían de acuerdo con mantener dicho vínculo “siempre y cuando se reduzca la cuantía del contrato suscrito”.

Tanto PP como Ciudadanos, que votaron en contra de esta propuesta, explicaron que optan por este modelo de promoción “pensando, sobre todo, en un colectivo, el de los mayores, que de otra forma tendría difícil acceso a la publicidad de lo que aquí se hace”.

 

Comentarios