Cruz Roja apoya a las familias con todos sus miembros en paro para ampliar sus oportunidades laborales

Cruz Roja apoya a las familias con todos sus miembros en paro para ampliar sus oportunidades laborales

La crisis ha traído consigo un incremento de la precariedad y el desempleo, que afecta especialmente a los grupos más débiles, con menos recursos, menos formación y mayor inestabilidad laboral, teniendo en cuenta que muchas de ellas forman parte de la misma familia. "Hablamos de hogares que contaban con una situación normalizada antes de la crisis pero que, tras la pérdida del empleo de todos los miembros de la familia, se encuentran en una situación de vulnerabilidad por la imposibilidad de afrontar los gastos más básicos", explican desde Cruz Roja.

Eva María Lozano recuerda su situación tras quedarse sin trabajo: “Empecé en Cruz Roja con la búsqueda de empleo y mi marido después también se quedó sin trabajo. Los dos en paro y en una situación bastante delicada. Sin cobrar absolutamente nada. Mi hijo estaba estudiando y no teníamos para nada, ni para comer, ni para pagar la luz, ni la hipoteca…”.

El proyecto de familias con todos sus miembros en paro de Cruz Roja se ha desarrollado en veinte oficinas territoriales y tiene un objetivo claro: luchar contra la pobreza familiar tratando de que, al menos, uno de los miembros de la unidad familiar encuentre un empleo con el que poder salir adelante.

Cinta Gómez cuenta cómo ha sido su participación en el proyecto: “En Cruz Roja me han ayudado mucho, con vales de comida, también a pagar el agua y la luz. En el proyecto he podido hacer cursos con empresas. A mi marido también le apoyaron y hemos participado juntos en el proyecto. Yo aún no he encontrado empleo, pero estoy más preparada. He conseguido ampliar mi currículum. Mi marido, sin embargo, encontró trabajo y vamos superando esta situación. Ahora mismo me va bien, pero yo sé que la gente de Cruz Roja siempre está ahí.”

Corresponsabilidad en el hogar

Cruz Roja trabaja con todos los miembros de la unidad familiar y analiza sus diferentes posibilidades de encontrar un empleo, tratando de implicar a todos los miembros en la mejora de su situación. La intervención familiar no sólo permite abordar las competencias laborales, sino que facilita un mayor compromiso de todos sus miembros a la hora de buscar empleo. También permite trabajar otros aspectos relacionados con la búsqueda de empleo, como la corresponsabilidad a la hora de asumir las tareas del hogar o pautas para mejorar la economía doméstica.

Eva María Carrión habla de su situación tras encontrar un empleo en una empresa de limpieza de la mano de Cruz Roja: “El proyecto nos ha ayudado a enfocar la situación de una forma positiva, juntos. Nos ha unido más. Mis hijos intentan aportar y ayudar en casa todo lo que pueden. Les ha hecho implicarse mucho más y participan más en las tareas del hogar.”

Trazar un camino propio

Las actuaciones del Plan de Empleo de Cruz Roja están dirigidas a apoyar a las personas más vulnerables en su camino hacia el empleo, desde la orientación a la búsqueda de trabajo hasta la propia inserción laboral, pasando por acciones formativas en competencias que permitan trabajar en un sector determinado. Una de cada tres personas ha mejorado sus competencias profesionales, aumentando así las posibilidades de acceder a un empleo.

La creación de un plan específico de empleo para colectivos vulnerables por parte de Cruz Roja surgió con un objetivo claro: contribuir a la inserción laboral de las personas y grupos más vulnerables que facilitara su integración social. En esta misión, resultó fundamental la contribución del Fondo Social Europeo, a través del Programa Operativo Pluriregional de Lucha contra la Discriminación.

A través del Programa Operativo Lucha contra la Discriminación, más de 126.000 personas han mejorado su empleabilidad gracias a los proyectos financiados por el Fondo Social Europeo y un total de 43.413 personas accedieron a un empleo, logrando una tasa de inserción del 39%.

Comentarios