Castro Enríquez, yacimiento educativo ganadero para los escolares

Castro Enríquez, yacimiento educativo ganadero para los escolares
La finca de Castro Enríquez sigue siendo lugar de visita para muchos escolares de centros educativos de capital y provincia. Gracias al proyecto ideado por la Diputación Provincial de Salamanca, “Vive la Dehesa”, cientos de niños han podido a conocer el manejo de una dehesa con ganado bovino en extensivo y descubrir los detalles de la cría de caballo español, oveja castellana y de la raza bovina por excelencia de Salamanca, la morucha.

Colaborando la Fundación Tormes-EB, educadores y guías diseñan un itinerario didáctico por la dehesa mostrando el funcionamiento de uno de los paisajes más característicos de la provincia. Así pues, los escolares tienen la oportunidad de conocer los entresijos de este ecosistema tan salmantino. De manera amena y participativa profundizan en la ecología de las encinas, los comportamientos de la fauna y conociendo peculiaridades de las otras especies arbóreas que crecen en la finca, tales como robles, alcornoques y quejigos. Además, los alumnos cuentan con cuadernos de campo para apuntar todo aquello que observan.

 

Caballos, potros, yeguas, vacas, terneros, sementales y ovejas son algunos de los animales a los que los niños se acercan con gran curiosidad dando un paseo por los apartaderos, el mueco o los corrales. A parte, los escolares pudieron comprobar la importancia de esta finca para el mantenimiento y mejora de la raza morucha. Además, volvieron a casa con, a buen seguro, mayor vocabulario ganadero que el que conocían.
Comentarios
Lo más