"Ciudadanos hemos demostrado que servimos para centrar las políticas de PP y PSOE"

"Ciudadanos hemos demostrado que servimos para centrar las políticas de PP y PSOE"

Ciudadanos se ha convertido en la principal llave de gobierno para los ayuntamientos a tenor de los resultados de las últimas elecciones municipales. También en la Junta de Castilla y León, tomando posesión Juan Vicente Herrera otra vez como presidente y presentando días atrás a su nuevo equipo de Gobierno. El presidente de Ciudadanos en Castilla y León, el salmantino Luis Fuentes, analiza en una entrevista con SALAMANCA24HORAS cómo se ha desarrollado este periodo postelectoral de pactos y negociaciones. También las expectativas con el nuevo periodo que se abre de cara a las elecciones generales. “Lo único que le pedimos a la gente es que tenga un poco de paciencia, de verdad, y lo vamos a conseguir. Estamos convencidos de ello. No se puede mantener el control político de instituciones civiles. No tiene sentido. El Partido Popular no puede estar permanentemente influyendo en la sociedad”, afirma. Por eso pide más apoyo a los votantes, porque “nuestras propuestas son de centralidad, que la política esté centrada, no reventar el sistema, sino cambiarlo”.

- Albert Rivera decía recientemente en televisión que Ciudadanos ha logrado más cambios en el PP en dos semanas que el PSOE en más de una década.
- Lo que veníamos es a una cosa fundamental, que la gente tenía la necesidad de que esto tenía que cambiar de una forma, que la gente estuviera sufriendo una crisis tremenda mientras los políticos, sobre todo los corruptos, seguían viviendo como marajás. La gente eso no lo soportaba, esa impresión de que no pasaba nada. ¿Qué hemos conseguido? Que se salgan de la política todos aquellos que han venido a beneficiarse y no a beneficiar a los ciudadanos, no a servirles sino a servirse. Hemos conseguido sacar a quince o veinte personas, pero lo importante es que el Partido Popular y el Partido Socialista se han comprometido a que en el momento que aparezcan van fuera de la política. Ésa es la gran novedad.

- Pero eso mucha gente no lo ha entendido, quería cambios de alcaldes, y después de las elecciones municipales y autonómicas las encuestas han dado un importante bajón a Ciudadanos.
- La gente no se lo creía. Cuando llegamos dijimos que no íbamos a hacer un cordón sanitario con el PP o el PSOE, ni siquiera con Podemos. Gente que provenía de los populares no entendían por qué apoyábamos al Partido Socialista en Andalucía, y gente que provenía de los socialistas lo mismo por dejar gobernar al Partido Popular en Madrid. Hasta que se han dado cuenta de que no era PP ni PSOE, sino que nosotros hemos venido a regenerar la política y dar estabilidad, propiciar gobernabilidades. No son pactos de legislatura, sino que en líneas generales se trata de dar estabilidad a la lista más votada, dejar que gobiernen pero poder fiscalizarles desde la oposición y plantear nuestras propuestas.

- En Ciudad Rodrigo ha habido una excepción, permitiendo Ciudadanos gobernar al PSOE, que no fue la lista más votada, mientras en Salamanca sí se ha hecho con el PP.
- Hay excepciones. Teníamos perfectamente claro que lo primero era hacer regenerar la política y también en ciertos lugares dí autorización y libertad para que la gente planteara mayorías de gobernabilidad con fuerzas con las que tuvieran mejor sintonía. Lo que nunca entraremos es en gobiernos donde no hayamos ganados las elecciones, porque consideramos que somos oposición, si no hemos ganado somos oposición, aunque hayamos propiciado mayorías, sea en Salamanca o en Ciudad Rodrigo. Hay que hacerle ver a la gente que con los votos que tenemos ahora no podemos gobernar. Nosotros estamos de momento para que haya un control más férreo a quienes gobiernan.

- ¿Ha hablado con Albert Rivera después de las elecciones?
- Sí, he hablado.

- ¿Y qué le ha comentado del papel de Ciudadanos en Castilla y León?
- Hemos conseguido un tercio de los concejales de toda España. Están muy satisfechos. Se conformó un comité de pactos nacional y se dividió para ir viendo cómo se desarrollaban los pactos en cada comunidad. En el único sitio donde no han venido ha supervisar es en Castilla y León, porque consideraban que tal y como se estaban desarrollando las conversaciones eran acordes con lo que planteaba Ciudadanos, los pactos han sido correctos. Nos han dado libertad para los acuerdos de investidura. Se los hemos planteado por escrito y los han ratificado.

- El principal acuerdo con Juan Vicente Herrera para la Junta de Castilla y León, quién se lo iba a decir hace menos de un año.
- Todos los acuerdos son igual de importantes. A todos les hemos planteado las mismas cuestiones, las mismas propuestas, resumidas en treinta puntos sobre economía y políticas sociales.

- ¿En cuanto incumplan uno de esos puntos se acabó la confianza?
- Les haremos ver que estamos preocupados por esa confianza. Todos esos puntos son de cumplimiento a lo largo de la legislatura. No es cuestión de que este mes tienes que hacer esto, sino que tenemos que propiciar que durante esta legislatura podamos llegar a tener este planteamiento. Hay un comité de seguimiento de los acuerdos y vamos valorando entre las dos partes como se van desarrollando. Evidentemente habrá muchos puntos de discrepancia, en que no llegaremos a ningún acuerdo, por ejemplo la reordenación del territorio. Por eso habrá que negociar durante cuatro años.

- Hay quienes piensan que Ciudadanos es ahora un partido agazapado, a la espera de las elecciones generales, dejando hacer a la lista más votada, pero después ya pondrá las cartas sobre la mesa. En algunos lugares, incluso participando en mociones de censura.
- La moción de censura es una cuestión legal con la que hay que tener muchísimo cuidado. Los calentones son muy malos en política. Para llegar ahí se presupone no sólo que se ha incumplido lo pactado sino que no hay voluntad de cumplirlo. En algunos casos podrá ocurrir. Antes hay unos presupuestos que negociar para el próximo año, ahí nos vamos a partir el cobre pero para llegar a acuerdos, no para decir que si no me pones esto te echo fuera. Estamos en política, hay que llegar a acuerdos, no es lo que uno dice o el otro dice, tenemos que llegar los dos al convencimiento de qué es lo mejor. Sólo se puede hacer una moción de censura a lo largo de la legislatura y hay que tener mucho cuidado con los calentones y amenazas. Hay que tener mucha más calma, evitar que se produzcan esas situaciones para que se pueda llegar a plantear una moción de censura. Los ciudadanos lo que quieren es que lleguemos a acuerdos, no imponerlos.

- De momento, ¿qué balance hace de este primer mes en los ayuntamientos?
- Realmente se han estado asentando todos. Nuestra gente prácticamente es nueva, que no ha estado nunca en política y están viendo cómo se desarrollan las comisiones, qué es lo que hay que hacer. En Salamanca tenemos un gran equipo que ya va planteando cosas al equipo de Gobierno y muchos de los cambios en las formas es porque Ciudadanos está presente.

- ¿Y qué le parece el nuevo equipo de Gobierno de Herrera en la Junta de Castilla y León?
- Lo único que puedo desearle es muchísima suerte, porque si son capaces de hacer las cosas bien nos irá muchísimo mejor a todos. He hablado con Herrera, con Rosa Valdeón, con varios consejeros por la relación que hay en las Cortes. Tenemos buena sintonía pero llevan tres días. Empezaremos a hablar con ellos para plantear nuestras propuestas. Es un gobierno con caras nuevas por necesidades pero al menos tienen buen talante de diálogo. Luego ya veremos pero en el trato de momento han sido favorables.

- Cuando comience esa labor, ¿cuál va a ser el primer asunto en el que se centre Ciudadanos?
- Nos vamos a centrar, y es lo más importante, en revertir la situación del empleo y la despoblación. No podemos seguir manteniendo doscientos mil parados en Castilla y León y no podemos con el envejecimiento de la población, además de un éxodo juvenil por falta de trabajo. Eso sólo se consigue a base de políticas de apoyo al emprendimiento, a las pequeñas y medianas empresas, a los autónomos, es decir, tenemos que apoyar a la gente que quiere generar empleo, porque con eso solucionaremos el otro problema, fijando población. Evidentemente hay que mantener servicios públicos, mejorar la sanidad y la educación, pero ahora lo primero es el empleo.

- No será fácil en una comunidad y una provincia como Salamanca tan dispersa. Esa ordenación del territorio de la que hablaba antes será también fundamental.
- Si se hace una ordenación territorial contra natura, no funciona. Se plantea que haya un convencimiento real de los ayuntamientos que la mejor manera de progresar, que tengan financiación, capacidad propia para gestionar ellos mismos los servicios, es crecer. No se trata de hacer desaparecer pueblos, me lo preguntaban en todos los sitios a los que he ido en campaña, cuántos pueblos íbamos a hacer desaparecer. Ninguno. No queremos que desaparezca ninguno, lo que se necesita es organizarlos.

- Pero todo el mundo quiere tener en su pueblo el ayuntamiento, el centro de salud, el colegio, el pabellón…
- Entonces lo que tenemos que plantear es cómo damos esos servicios lo más cerca posible y de la manera más efectiva posible, que le cueste lo menos posible a los ciudadanos. Por tanto, tenemos que sentarnos y ver dónde tenemos que hacerlo, pero no por cuestiones políticas, como hasta ahora, poniendo residencias de ancianos o centros de salud donde había alcaldes del mismo partido que el gobierno. No. Vamos a sentarnos y ver cada ámbito con sus infraestructuras y buscar cómo hacer que funcione. Para asentar población hay que gastar población en infraestructuras, sobre todo de telecomunicaciones. En muchos pueblos no hay internet y la gente joven no puede estar en un sitio sin nuevas tecnologías.

- ¿La mejora del empleo y el desarrollo pasa también por una reforma fiscal, por que la Junta baje impuestos?
- En principio lo único que hemos planteado en esos treinta puntos al PP es que tiene que bajar el tramo autonómico del IRPF en 2016, aproximadamente hacia la mitad. Una vez que veamos cómo evoluciona la economía, si mejora en los niveles macro, se transfiera también esa mejoría en los bolsillos de los que hemos sido paganos. No es cuestión de subir o bajar los impuestos, sino que sean más eficientes y mejor gastados.

- Gastados por ejemplo en sanidad. En Salamanca está el principal proyecto de construcción de un nuevo hospital. Parece que ahora sí las obras avanzan a buen ritmo y el presidente Herrera se comprometió en su discurso de investidura a que se cumplan los plazos. ¿Esta vez es la buena?
- Aparte de que hay que terminar las obras, un hospital no puede estar poco operativo. El otro día se quedaron sin luz una hora, eso no es posible en un país civilizado. Eso es gestión, tiene que haber una persona que se responsabilice de que eso no ocurra en un hospital. Por eso desde Ciudadanos pedimos que la gestión de los hospitales, los institutos, los centros públicos, lo lleven personas preparadas para eso, que sepan lo que es la gestión, no personas con perfil político puestos por los políticos para cubrir un puesto, no porque tengan preparación profesional. Tenemos que sacar a los políticos de la vida civil, hay que devolvérsela a la gente profesional preparada para ello, que sean ciudadanos los que gestionen. ¿Por qué han desaparecido las cajas de ahorro? Porque han metido la mano los políticos, han querido hacer de gestores algunos que sólo buscaban el beneficio político. No puede ser que un director de hospital haga servilismo político, tiene que gestionar de manera eficiente, pero también sanitaria.

- Parece complicado sacar a muchas personas de sus puestos, con la red clientelar que tiene el Partido Popular en Castilla y León.
- Es posible. Todo es posible. Es difícil cambiar las formas de los últimos veinte años, pero poco a poco tendrán que ir abandonando esa red clientelar. Hemos empezado por el hospital de Salamanca, pero seguiremos por muchas instituciones, fundaciones y empresas participadas, para que sean eficientes.

- Fiscalizar todo esto y a personas que llevan tanto tiempo en el poder...
- Es complicado. Evidentemente no pretendemos que en el primer mes consigamos hacerlo, pero vamos a tener cuatro años. Lo único que le pedimos a la gente es que tenga un poco de paciencia, de verdad, y lo vamos a conseguir. Estamos convencidos de ello, vamos a convencerlos de que es lo mejor para la sociedad. No se puede mantener el control político de instituciones civiles. No tiene sentido. El Partido Popular no puede estar permanentemente influyendo en la sociedad, puede legislar, gobernar, hacer que los ciudadanos vivan mejor, pero no controlarlos. ¿Por qué queremos que las diputaciones desaparezcan? Por esto mismo.

- Proponen que desaparezcan las diputaciones, pero la gente ve que están también cobrando todos los sueldos posibles, tanto de diputados como asesores.
- Siempre he dicho lo mismo. Aquellas personas que trabajan tienen que poder vivir de eso. Estoy totalmente en contra de quienes dicen que los políticos tienen que vivir del aire o de la caridad. Durante cuatro años se va a estar trabajando, durante veinticuatro horas cada día dedicado absolutamente a mejorar la vida de los paisanos, por tanto hay que ganar un dinero justo, ni más ni menos. Eso ya es una cuestión de interpretación. Estaremos en las diputaciones hasta que consigamos cerrarlas. Mientras, vamos a estar ahí trabajando duramente, fiscalizando y controlando al equipo de gobierno. Y la gente que esté en Diputación estará trabajando para todos los municipios de Salamanca. Por tanto, o se trabaja en lo personal y a la política se dedican unas horas como pasatiempo o para eso se hicieron las dedicaciones exclusivas, durante unos años uno se dedica exclusivamente para trabajar para, por eso durante ese tiempo es necesario un sueldo acorde. Es cierto que muchos están muy bien pagados, por encima de la media, pero también estoy descubriendo que ahora yo por ejemplo le dedico muchas más horas a la política que cuando estaba trabajando en mi empresa. 

- Ésa es la ilusión del principiante.
- Como somos nuevos todos lo hemos cogido con muchas ganas. Esperemos que seamos principiantes durante muchos años.

- Le pide a la gente paciencia hacia su labor, pero las elecciones generales están ya a la vuelta de la esquina y tendrán que volver a pedir el voto.
- De entrada ya hemos demostrado que servimos para algo. La gente valorará que al menos servimos para una cosa muy importante, que tenemos la capacidad para centrar las políticas del Partido Popular y el Partido Socialista. No son necesarios los extremismos para poder gobernar. Es importantísimo que la gente piense que no hace falta ni tener mayorías absolutas ni que si no las hay haya que pactar con partidos extremistas, populistas o secesionistas. Al menos servimos para conformar mayorías que dan estabilidad a los gobiernos. Podemos centrar las políticas.

- ¿Y si Albert Rivera gana las elecciones? Entonces serán otros los que les controlen. ¿Está Ciudadanos preparado para eso?
- De aquí a noviembre pueden suceder muchas cosas. Ahí está Grecia, todo lo que ha pasado en apenas cinco meses, por unas políticas erróneas. Todos los parlamentos vamos a empezar a trabajar y se darán situaciones que no tenían lugar con mayorías absolutas. Por ejemplo, el Partido Socialista ha pedido dos comisiones de investigación en las Cortes de Castilla y León, y se celebrarán. En otras circunstancias no podrían celebrarse. Nunca se sabe qué es lo que va a ocurrir, pero Ciudadanos sale a ganar las elecciones. La gente se va creyendo que si servimos para algo, para frenar a los extremismo y a la derecha del Partido Popular.

- Para ganar tendrán que lograr la confianza en todos los lugares. Hasta ahora sólo se han presentado en los grandes municipios, pero en las elecciones generales su papeleta estará en todas las localidades. Su nombre es Ciudadanos, de ciudad. ¿Cómo convencer también a los habitantes de los pueblos? 
- No hemos ido en todos los 362 municipios porque no hemos tenido tiempo, pero nuestra labor va a ser pueblo a pueblo, con una labor importante de pedagogía para mostrar nuestras propuestas y nuestro modelo de España. De entrada tenemos primarias desde este domingo, la próxima semana elegiremos el cabeza de lista en cada una de las provincias. Salimos con seis meses de antelación. Somos un partido trabajador.

- Entonces, no serán primarias como Podemos, con una lista única estatal.
- Hay gente a la que se le llena la boca de democracia, de primarias, de transparencia, y luego al final hacen lo que durante toda la vida han hecho los partidos que ellos denominan de la casta, los partidos al uso en los cuales el aparato nombra a las personas. La semana pasada se eligió a Albert Rivera como candidato a presidente del Gobierno, pero se dio la oportunidad a todo el que quisiera presentarse, otra cosa es que no salieran más candidatos. En Salamanca va a ocurrir lo mismo desde este domingo, cualquier afiliado con treinta avales podrá optar a ser cabeza de lista de Ciudadanos para las elecciones generales por esta provincia. Y si salen varios candidatos habrá un debate entre ellos, para que puedan expresar sus propuestas ante todos los afiliados.

- Si Ciudadanos no gana las elecciones generales, pero, al igual que en las municipales y autonómicas, es clave a la hora de conformar un gobierno, ¿con quién puede ser más proclive a pactar, con el PP o con el PSOE?
- Esos ejercicios de ciencia ficción son complicados. Realmente lo que nos comprometemos es que si no somos capaces de tener los suficientes apoyos para gobernar nosotros, que no le quepa la menor duda a todos los electores que proporcionaremos mayorías estables con aquellos que quieran transformar la sociedad. Tenemos cinco propuestas importantísimas para educación, justicia, partidos políticos, administraciones y la propia ley electoral. Esas cinco propuestas de modernización serán los ejes de la negociación. Nuestras propuestas son de centralidad, que la política esté centrada, no reventar el sistema, sino cambiarlo.

 

Comentarios
Lo más