"Ciudadanos es el único que es capaz de sentarse con todos los partidos constitucionalistas"

"Ciudadanos es el único que es capaz de sentarse con todos los partidos constitucionalistas"

Luis Fuentes se ha convertido en una de las caras más visibles de Ciudadanos. De hecho, después de las elecciones autonómicas, el salmantino se convirtió en portavoz de su partido en las Cortes y está siendo una de las personas más activas en la campaña que el partido naranja está realizando a pie de calle por toda la región. Confía en el candidato por Salamanca, Pablo Yáñez, y asegura que se puede extrapolar el trabajo en Castilla y León a España. Destaca que Ciudadanos ha sido el único partido que intentado conciliar entre PP y PSOE. 

- ¿Por qué Pablo Yañez?
- Porque salió en las primarias. Nosotros hicimos primarias cuando tocaban y consideramos que esto es una repetición de elecciones y que los candidatos elegidos por primarias deberían volver a presentarse. Pablo, además, creemos que es un gran candidato. 

- ¿Es el mejor candidato?
- No me cabe la menor duda. Pablo Yáñez ha demostrado sobradamente su capacidad en estos cuatro meses que llevamos de legislatura. Ha participado en varias de las comisiones, ha hecho propuestas y consideramos que es uno de los valores más consolidados dentro del partido.

- ¿Qué tiene Pablo Yáñez que no tengan los demás o qué tiene Albert Rivera que no tengan los demás?
- La gente vota a lo que proponen las personas. Nosotros siempre hemos planteado un gran programa de gobierno. Llevamos el mismo programa. Evidentemente, personas preparadas con capacidad como es Pablo o Albert Rivera ayudan a que ese mensaje se pueda trasladar con más facilidad.

- ¿Se necesita más pedagogía en esta campaña?
- Todas las líneas que tenemos en el partido es explicar cuáles son nuestras propuestas. Lo que le achacamos a los demás es que no explican sus propuestas correctamente. Nosotros hemos planteado las 350 medidas de gobierno de forma pedagógica. Estas son las 350 propuestas de regeneración, de reforma y de un cambio a mejor. 

- ¿Puede pasar factura dejar gobernar al PP en Castilla y León?
- No hemos pactado. En el año que llevamos creo que somos el partido que más le estamos achuchando al señor Herrera. Hemos sacado adelante varias proposiciones no de ley, varios proyectos que van a presentarse como la ley de defensa de los funcionarios que denuncien casos de corrupción, el estatuto del alto cargo, varios planes de dinamización en municipios con despoblación. Hay que ir empujando porque por su propia voluntad no se sacaría nada. Hemos conseguido libros de texto gratis o una bajada de IRPF autonómico. Tenemos dos comisiones de investigación, 24 años llevábamos sin ellas. 

- ¿Cómo se puede corregir la corrupción?
- Los que tienen en su mano acabar con la corrupción son los ciudadanos el próximo 26 de junio. A partir de ahí tenemos que investigar entre todos y forzar al PP, en el caso de Castilla y León, a que nos permita llegar como comparecientes a todas esas personas que consideramos que tienen algo que decir. El PP ha bloqueado la comparecencia de muchas de las personas que sí saben qué ocurrió. Estamos viendo en sede judicial que hay algunos altos cargos que ya se están desmarcando y están acusando a altísimos cargos en gobiernos anteriores.

- ¿Se puede llevar todo lo firmado a España?
- Es lo que hemos estado intentando hacer en los últimos cuatro meses. Los ciudadanos tienen que valorar quiénes son los que han intentado que se sentaran los dos grandes partidos constitucionalistas. Conseguimos llegar a ciertos acuerdos con el PSOE interesantes que habrían hecho una reforma importante del futuro de la política de España. Luego intentamos que el PP también se sentase para debatir y la condición que pusieron era que aceptáramos que Rajoy iba a ser presidente. Y el resto le daba lo mismo. Llegamos al absurdo cuando dice queremos reunirnos con el PSOE y Ciudadanos y cuando ya hay dos patas de la mesa hechas, ni siquiera te sientas. Estoy convencido de que a partir del 26, tendremos que llegar a un acuerdo.

- Viendo los antecedentes, ¿qué le puede hacer pensar a la ciudadanía que ese acuerdo puede llegar a ser?
- La ciudadanía ya ha visto que hay posibilidad de firmar acuerdos con al menos dos fuerzas. El PP no puede supeditar toda la acción de cualquier tipo de acuerdo en que sea Rajoy el presidente, una persona que no ha sido capaz de erradicar la corrupción de su partido. Es el que tiene que decidir el dar ese paso adelante.

- ¿Hay una política de no agresión con el PSOE?
- No lo he notado. Nosotros no nos metemos con el resto de los partidos. Nosotros hacemos nuestras propuestas y las comparamos con el resto. Lo que tiene que ver la gente es cuáles son las propuestas y quién es la persona más adecuada y creíble para llevar a cabo esas reformas. 

- ¿El acuerdo con el PSOE puede pasar factura?
- Intentamos llegar a acuerdos. La ciudadanía vio que teníamos la voluntad de que se iniciara la legislatura e iniciar un cambio a mejor. Hay que cambiar la ley electoral, el poder judicial no es correcto, necesitamos tener un gran pacto por la educación, una reforma de las administraciones y todo la ciudadanía lo tiene en mente. Tenemos que convencer de que nosotros somos capaces de aunar en torno la mayor cantidad de apoyos para que se puedan realizar. 

- ¿Qué se puede hacer desde el Congreso para la región y provincia?
- Si España mejora, Salamanca y Castilla y León, también. Tenemos unas elecciones generales y aquí hay transferidas muchas de las competencias. Lo que se plantean son unas elecciones en las que se van a generar las condiciones para que esto mejore. Todos tenemos los mismos problemas. 

- Castilla y León sí que tiene un problema muy grande como es la despoblación y el envejecimiento. ¿Qué se puede hacer para no seguir perdiendo gente?
- Hay que sentarse todos y hacer un análisis profundo de por qué está ocurriendo esto. Somos conscientes de que en Castilla y León tenemos un problema grandísimo y hay que analizar por qué faltan las oportunidades. Una vez analizado tendremos la capacidad al menos de plantear las soluciones. Si decimos que todo va bien como Rajoy o Herrera no estás siendo consciente. Muchos de nuestros planteamientos es de apoyo a familias, a emprendedores, a autónomos. No se puede hacer de la noche a la mañana pero sí se pueden plantear las condiciones necesarias. El PP es absolutamente cortoplacista, hay que hacer una propuesta general para el futuro. 

- Transparencia y emprendimiento forman parte de su ADN. ¿Cómo se pretende hacer en España lo que se hace a nivel provincial y regional?
- Tenemos unas medidas muy concretas. Los autónomos tienen que pagar una cuota de casi 300 euros tengas o no tengas ingresos. Planteamos que si no llegas al SMI de beneficios, no pagas cuota de autónomo. Eso es fundamental. Apoyos fiscales a las empresas que contraten empleo.

- El contrato único fue un tema controvertido en las pasadas elecciones. 
- En España hay una amalgama de contratos que lo único que hacen es que los trabajadores no tengan una protección en su trabajo. Lo que tenemos claro es que no ha servido para nada. El sistema actual no funciona. Nosotros queremos que existan tres contratos, uno indefinido, uno temporal y uno de aprendizaje. La novedad es que ese contrato sea progresivo porque a las empresas le sale más rentable ahora despedir al trabajador a los seis meses que mantenerlo. Planteamos que ese contrato tenga unas garantías y que cada año vayas adquiriendo mayores garantías. Es más beneficioso para el trabajador ya que tienes derecho al despido desde el primer día y no es gravoso tampoco para la empresa. 

- Quizás las encuestas estén siendo menos generosas en esta ocasión.
- Si crecemos en intención de voto. Tenemos la paradoja de que crecemos y tenemos algún escaño menos. Eso es como consecuencia de la ley electoral que tenemos que hoy por hoy quizás no sea la más adecuada. Planteamos un cambio para que se adecue lo más posible a lo de un hombre, un voto. Ha habido una ingeniería política entre dos partidos, Podemos e Izquierda Unida, que por la Ley d'Hont han salido beneficiados de su unión, o eso dicen las encuestas. Hay más de un 30% de personas que no tienen decidido su voto y que sociológicamente, tenemos el líder mejor valorado y que esas personas están en el segmento del centro. Tenemos que convencerles.

- ¿Cómo se les va a convencer teniendo en cuenta que el trayecto en el centro es muy corto?
- Es lo que tiene el centro, que tienes la capacidad de aunar una gran cantidad de ciudadanos con tu mismo planteamiento político. La mayoría de las personas están en este centro y lo que tenemos que transmitir que somos los representantes de este centro político.

- Están las cosas mucho más igualadas. La campaña es imprescindible para conseguir ese cuarto diputado en Salamanca.
- Vamos a realizar una campaña en la calle. Va a haber mesas informativas donde les vamos a explicar cualquier cuestión del programa. Tenemos que transmitir que tienen que volver a ilusionarse. El 20 de diciembre creyeron que tenían que ponernos de acuerdo y en estos cuatro meses por la inacción del PP y la pretensión de quedarse con los sillones de Podemos, han boicoteado la posibilidad de tener una legislatura. Queremos que vuelvan a creer en que se puede tener un gobierno de progreso, de reforma y de cambios. 

- ¿Qué han aprendido de esa primera campaña que parece que les perjudicó?
- Fuimos los únicos que dos días después hicimos un reconocimiento público de que nos habíamos equivocado en la forma de explicar las propuestas. Hemos aprendido que tenemos que ser mucho más didácticos. De hecho, el programa es el mismo pero redactado mucho más sencillo y asequible para las personas. Creíamos que con un programa de gobierno teníamos la posibilidad de llegar a la ciudadanía. Y hemos aprendido que hay que ser más claros. Creo que lo estamos consiguiendo. Además, somos el único partido que llevamos la memoria económica de cómo se va a pagar todo lo que vamos a hacer y por eso no prometemos algo que no sabemos que podemos cumplir. Tenemos que ser conscientes de que para que haya gobierno todos tenemos que ceder. Lo que hay que tener muy claro es con quién no vas a poder llegar ningún tipo de acuerdo. Y eso hay que dejárselo muy claro a la ciudadanía. Nuestro pensamiento de Estado no puede estar con los que quieren romper España o sacarnos del euro o llevarnos a ser como Venezuela. 

- ¿Quién mete el tema de Venezuela en la campaña?
- Venezuela es un modelo de sociedad, económico y de libertades. Nosotros queremos dejar claro es que ese no es nuestro modelo, que son los países de la OCDE, que tienen el mismo pensamiento democrático que tenemos en España. Hay otros partidos que su modelo es Venezuela y eso hay que tenerlo claro. Tenemos que explicar cuál es ese modelo, que la economía tiene que ser de libre mercado o estatalizada, que los opositores tienen que estar en el Parlamento o en las cárceles. La ciudadanía tiene que escoger dónde quiere estar.

- Si llega a gobernar Unidos Podemos, ¿se puede seguir el mismo camino que en Venezuela?
- El gran problema es que no solo Podemos quiere el modelo de Venezuela sino que se han unido a un partido comunista que ha apostado dos huevos duros más. Ahora es mucho más problemático porque se han unido a un partido comunista que no existe en Europa. El grave problema es que van a tener que aceptar propuestas del siglo XIX que son las propuestas que están trayendo los comunistas que se han unido a Podemos. Es una forma de pensamiento único que nos retrotraería a esa época. Los planteamientos económicos son absurdos. Salirse del euro es aislarse. Dicen que fabricamos nuestros billetes, ese es el ministro de Economía de los comunistas y populistas. Y además van a querer romper España. Se van a crear unas condiciones socioeconómicas que va a ser un polvorín. Es inaceptable que en un mitin haya unas personas que vayan a reventar esos mítines y ese es el pensamiento suyo. Si no somos capaces de parar a ese movimiento, serán ellos los que impongan su planteamiento al resto de la sociedad.

- Se ha perdido un diputado en León.
- Castilla y León se está quedando sin población y una de las consecuencias es tener menos representación en el Congreso de los Diputados. De repartirse cinco a cuatro, es más complicado llegar pero vamos a hacer un esfuerzo muy importante para mantener ese diputado. 

- ¿Cuál puede ser un buen resultado?
- Deberíamos de tener la capacidad de ser decisivos en cualquier acuerdo de gobierno. Tener la suficiente representación como para que podamos influir en la conformación de influir en gobiernos reformistas y de progreso. Con eso estaríamos satisfechos. Cuanta mayor fuerza, más capacidad tendremos.

- Bajar de los cuarenta, ¿podría considerarse un fracaso?
- No. Los fracasos no vienen de las condiciones numéricas. Los fracasos son cuando no consigues hacer lo que te propones. Creemos que la ciudadanía no nos está diciendo que vamos a bajar en número de votos. Tampoco sería un fracaso tener un poco más o un poco menos. La ciudadanía tendría que tener en cuenta la capacidad que tiene Ciudadanos para llegar a acuerdos con fuerzas reformadoras. 

- ¿Qué mensaje se le puede mandar a la ciudadanía para que vote por Ciudadanos?
- La ciudadanía es lo suficientemente madura para estudiar las distintas propuestas de cada uno y también la necesidad de que haya una fuerza de centro para que se puedan llegar a acuerdos entre todas las fuerzas constitucionalistas. Necesitamos cambiar la Constitución y para hacer ese tipo de reformas se necesitan amplios consensos. El único partido que es capaz de sentarse con todos los partidos constitucionalistas es Ciudadanos.

 

Comentarios
Lo más