“Cada día más españolas entran en el negocio de la prostitución”

“Cada día más españolas entran en el negocio de la prostitución”
La Asociación para la prevención, reinserción y atención a la mujer prostituida lleva trabajando desde el año 2002 con mujeres que sufren las consecuencias de la explotación sexual y las mafias de la prostitución. 

Las responsables aseguran que los servicios han incrementado en los últimos meses debido a las exigencias de los proxenetas, así como el incremento de mujeres españolas que antes no ejercían y que ahora, debido a la crisis del país, también se ven envueltas en los problemas del negocio. La organización presta apoyo a estas mujeres mediante diversos programas, velando por su información e higiene y colaborando en su reinserción social y laboral. 

Aseguran que muchas de las chicas que llegan desde otros lugares son engañadas para venir al país, la mayoría de ellas menores. Aproximadamente 800 mujeres han sido atendidas desde 2010. El índice de prostitución aumenta con el paso de los días y  muchas de ellas ni siquiera perciben  los beneficios acordados, ya que con la crisis trabajan a menor coste para sus proxenetas.

La organización lucha contra la grave violación de derechos humanos que atenta contra el derecho a la vida, la integridad física y psíquica, la libertad, la seguridad y la dignidad de las personas. Para ello cuenta con la coordinación entre administraciones, asociaciones y otros colectivos, además de la colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

En APRAM también pretenden concienciar a la sociedad. En el centro de día se realizan servicios de sensibilización e información, acción preventiva, detección de casos individuales, atención en situaciones de emergencia (servicio de ducha, entrega de alimentos…), entrega de preservativos en los lugares donde se ejerce la prostitución, formación básica con mujeres para fomentar la adquisición y mejora de las habilidades sociales, formación del voluntariado y una campaña de información y sensibilización en institutos y facultades (así como otras entidades de servicios sociales, sanitarios y jurídicos, acerca de los procesos de marginación que viven las mujeres prostituidas).

Comentarios
Lo más