La Catedral recupera su tono musical gracias al concierto de Lucernario

La Catedral recupera su tono musical gracias al concierto de Lucernario

Lucernario. Palabra que se designa en arquitectura para describir el chorro de luz que pasa a través de la ventana en lo alto de un muro al recinto de un templo que por lo general permanece en penumbra. Pero, también, palabra que le da título a una nueva composición de himnos religiosos que tendrán a bien presentarse en público este sábado. Será en un concierto único, a partir de las 20:00 horas, en la SIB Catedral Nueva de Salamanca. Participará en el mismo el coro de la Universidad de Salamanca y acompañamiento al órgano gracias a la colaboración del Conservatorio Superior de música de Castilla y León.

Música, la que se representará, la que evoque a los himnos de Laudes y Vísperas entonados desde hace más de 15 siglos y que hoy han quedado casi en el olvido. Como ha manifestado en la mañana de este jueves el deán de la Catedral, Jesús Terradillos, “es una gran noticia que la Catedral de Salamanca recupere el tono de música gregoriana y polifónica que cobijó tanto tiempo”.

‘Lucernario. Himnos al amanecer y al atardecer’ tuvo su origen en el Congreso sobre la Catedral Nueva organizado con motivo del cuarto centenario de su edificación. En su estructura musical, como destaca Miguel Manzano, autor de esta obra, destaca el gregoriano más rico en el que el texto está muy presente e invita a participar de una actitud de silencio, meditación, descanso y oración con la ayuda musical de acompañamiento de órgano. Lucernario es la mezcla de varios sistemas modales, breve, pero musicalmente exquisito que resonará del genial órgano de Echevarría. 

Comentarios
Lo más