“El gobierno del PP ha sido sádico con las necesidades de los españoles”

“El gobierno del PP ha sido sádico con las necesidades de los españoles”

-Regresamos casi al mismo punto de partido que a los días previos a los comicios del 20 de diciembre.
-Realmente no es el mismo punto de partida, porque al menos hemos visto a cada uno cómo ha reaccionado ante el contexto parlamentario. En ese sentido estamos más informados que nunca de cómo está cada candidato y eso es evidente. Ha sido una excelente oportunidad para ver a la gente funcionar en contextos institucionales.
 

-Repite como candidata al Congreso
-Aquí nos presentamos quince personas para el Congreso y el Senado. Fuimos el único partido político que ha contado con un proceso de primarias absolutamente real y no se puede convertir en una excepción
 

-¿Por qué ha sido imposible llegar a un acuerdo de gobierno?
-Pedro Sánchez intentó un pacto y paralelamente había unas conductas que no se pueden admitir en instituciones parlamentarias. Mientras estaba con el Rey otra formación política estaba pidiendo ministerios y ofreciendo en un entorno muy disciplente una presidencia.
 

-¿Descarta una tercera vuelta electoral?
-Ahora estamos ante unas nuevas elecciones y nos obligan ya directamente a plantearnos qué tipo de políticas queremos. En este sentido también hay que tener en cuenta que este gobierno ha sido absolutamente sádico con la población y en plan dictatorial a golpe de reales decretos como cuando retiró la prestación de 400 euros a las mujeres cuidadoras de personas dependientes para que puedan seguir cotizando. ¿Cuántas personas han muerto esperando a la Ley de Dependencia de este gobierno tan religioso y adicto a la Virgen del Rocío. Exactamente 125.000 personas. El gobierno del PP ha sido sádico con las necesidades de los españoles, que se permita salir a hablar de logros es una vergüenza. Una de las prioridades es acabar con esto, que no vuelvan a gobernar. El agotamiento electoral es evidente
 

-El mandato de los ciudadanos tras las pasadas elecciones, en cierto modo, es que los partidos lograran llegar a un acuerdo para formar gobierno. Hay quienes piensan que los intereses partidistas han nublado esa posibilidad. ¿Se siente avergonzada, por así decirlo, de esta legislatura?
-Vergüenza no, porque los ciudadanos lo que querían es que cada propuesta política gobernara. No creo que un ciudadano que vota al Partido Popular acuerde nada con el PSOE. Estaban esperando que su formación política, en la cual han depositado el voto, fuera la que tuviera mayor poder. Me imagino que esta situación haya supuesto un golpe para muchos, pero también para nosotros que hemos reducido el número de diputados. Pero esto tenemos que leerlo también en términos reales, porque han entrado dos partidos políticos nuevos con unos discursos y una forma de hacer política con la que nos tenemos que repartir el balón entre cuatro. En ese sentido, no me avergüenzo, pero el tema es cómo nos comportamos en esa diversidad.
 

-¿Qué cree que se va a pactar?
-Lo importante no es con quién vamos a pactar sino qué programa vamos a pactar. Con esos resultados, ¿qué hacemos y qué condiciones vamos a pactar? No se trata únicamente de quitar a una persona para poner otra aunque los partidos de la nueva política han envejecido. No estamos en el momento de las palabras y hay que hablar de propuestas.
 

-Precisamente, hablando de propuestas, ¿qué hará el PSOE para disminuir la lista del paro y para activar la economía en una provincia como la de Salamanca? Ya han anunciado, entre otras medidas, aumentar el salario mínimo interprofesional a 1.000 euros.
-Como ha dicho Pedro Sánchez constantemente, vamos a derogar la ley de empleo del PP o la conocida como Reforma Laboral. Una de las cosas que decía es que un aprendiz podía estar como tal durante seis años. Eso es impresentable. ¿Vamos a consentir un contrato a tiempo parcial mal pagado? ¿Vamos a permitir que las ETTS sustituyan al Servicio Público de Empleo? Lo único que ha hecho la reforma laboral del Partido Popular ha sido mantener en precariedad a los trabajadores pero de una manera legal. Además de la subida del salario mínimo interprofesional. También queremos reformar el contrato a tiempo parcial y reducir la burocracia a los autónomos.
 

-En materia fiscal, ¿se pueden bajar los impuestos como asegura el PP?
-El Partido Socialista ha planteado que no se trata de bajar los impuestos. Lo que hay que hacer es convertirlos en progresivos. En nuestro país lo que pasa es que con un salario de 1.600 euros ya estás dentro de la franja de los ricos. La fiscalidad que ha planteado el señor Montoro es una fiscalidad muy restrictiva. Lo que plantea el Partido Socialista es moderar el tema de los impuestos en función de la renta.
 

-Recortes en las plantillas del hospital, deterioro del complejo hospitalario actual, retraso de las obras en el nuevo, derivación de pacientes a clínicas privadas... Han sido, sin duda, algunos de los últimos ejes de polémica en relación a la Sanidad en Salamanca. Luis Tudanca, secretario regional del PSOE, ha pedido abiertamente la dimisión del consejero de Sanidad de Castilla y León. ¿Qué política sanitaria propone el Partido Socialista?
-Castilla y León es muy particular en eso. Creo que el consejero de Sanidad está esquivando respuestas. Este hospital ha sido de referencia. Reducir plantilla cuando tienes una bolsa de trabajo de enfermeros, auxiliares, etcétera, es una absoluta obscenidad. Y el copago, fuera. Si ya has pagado tu porcentaje a Hacienda, como autónomo o como funcionario, la Sanidad te corresponde. Con la Sanidad no se juega y el consejero de Sanidad esquiva soluciones.
 

-¿Y en cuestión de políticas sociales?
-Tiene que haber unidades de respiro, se ha bajado la intensidad de horas en ayuda a domicilio... En Salamanca lo que se hace con los ancianos son muchas celebraciones y muchas fotos conjuntas. Los tenemos en los consejos de la ciudad muy contentos en la concejalía de Bienestar Social pero no tienes una residencia en la que si quieres estar no tengas que pagar mil euros. Si tu padre o tu abuelo tienen Alzheimer tienes que pagar mil euros. No sé qué economía puede sostener esto. Tenemos un programa estupendo de fiestas mayores pero de necesidades básicas y de envejecimiento activo, no.
 

-No cabe la menor duda de la importancia que tiene la Universidad de Salamanca para la ciudad, más cuando está a punto de cumplir 800 años de historia. ¿Cuál es su política educativa? La Lomce ya han anunciado que la derogarían.
-Quiero que mis alumnos no tengan que estar pendientes de si les voy a revocar una beca. El presupuesto en educación ha bajado un 35%. También quiero que haya becas para másteres, etcétera. Hemos tenido un ministro de Educación vergonzoso que ahora está cobrando 10.000 euros por estar con su amante en París. ¿Cómo es posible que a este tío se le esté pagando con esta gestión? Pero los partidos políticos agradecen muy bien los favores realizados y los recortes presupuestarios. El ministro Wert ha sido uno de los peores ministros y al único que se le ha rechazado un homenaje. Cuando inviertes en educación sabes que por cada euro sacas diez, pero al cabo de cuatro años. ¿La Formación Profesional en este país? Ya la hemos visto... No hay políticas activas para reunirse y conocer las necesidades educativas.
 

-Como experta en Igualdad, seguimos asistiendo a diferencias entre hombres y mujeres en diversos ámbitos. La violencia de género, por desgracia, sigue presente.
-Una de las cosas que más me interesa es hacer pública una lista con nombres y apellidos de maltratadores con sentencia firme. Ya está bien. Por su puerto, otra de las cosas que quiere el PSOE es recuperar el presupuesto para la ley contra la violencia de género. Otra obscenidad del gobierno del PP, por ejemplo, es decir que esta ley no funciona. No le he oído decir que la ley tributaria no funciona cuando una persona ha malversado dinero.
 

-¿Teme al ‘sorpasso’ y que el PSOE quede relegado a la tercera fuerza política en España?
-Si hay un programa en condiciones, no.
 

-¿Por qué hay que votar al PSOE?
-Nosotros ya hemos demostrado lo que hemos hecho y los demás están hablando al vacío.

 

Comentarios
Lo más