"Invertir en educación e innovación es prioritario para el PP y beneficiará a Salamanca"

"Invertir en educación e innovación es prioritario para el PP y beneficiará a Salamanca"

Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales (ICADE), es técnico comercial y economista del Estado. Ha realizado cursos de doctorado en Economía Internacional y Organización Industrial en Estados Unidos, además de asesorar para asuntos internacionales al Gobierno en diversos cargos. Desde 2011 es el director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, el cerebro de todas las medidas que ha ido adoptando el ejecutivo de Mariano Rajoy. En su paso por la capital charra, Álvaro Nadal hace un hueco para conceder una entrevista a SALAMANCA24HORAS.

- Durante su estancia en Salamanca se ha reunido con empresarios y ha reiterado que el Partido Popular no está en una subasta electoral, que bajar los impuestos es posible.
- Se puede bajar los impuestos cuando haya margen, pero eso depende de la capacidad de crecer de la actividad económica y por tanto del empleo. Los impuestos financian nuestro Estado del Bienestar, tanto las pensiones como la sanidad, la educación, el desempleo, las infraestructuras, son elementos esenciales que no pueden faltar. Cuanta más gente trabaje más podremos tener esos servicios, incluso mejores, pero no tener que pedirle tanto a cada uno de los ciudadanos. Los españoles tenemos una necesidad de mejorar nuestro sistema económico, aspiramos a que las próximas generaciones vivan mejor que nosotros, por eso le damos tanta importancia a la economía. Por eso nos queda todavía un camino por recorrer, más en un país que no consigue que todo el mundo que quiere pueda trabajar, o que algunos no tienen el trabajo que desearían.

- Medio millón de empleos cada año quieren crear. ¿Qué le diría a quienes consideran que es sólo otra promesa electoral más?
- El mensaje del Partido Popular son hechos, todo lo demás es más ideológico, de propaganda, es más crear problemas donde no los hay. Nosotros centramos nuestra acción política en lo que consideramos que es esencial para el país y para la mejora del bienestar de la gente. Empleo se va creando, más de medio millón de empleos cada uno de los dos últimos años. Tenemos más gente que está trabajando. En España somos 46 millones de habitantes, trabajamos 18 y 14 reciben algún tipo de prestación económica de Estado, por eso queremos llegar hasta 20 millones de trabajadores, porque ahora una tercera parte de la población está sosteniendo el sistema. Pero el empleo no se crea por decreto, porque lo decide el Gobierno, sino porque tenemos gente capaz de crear empresas de éxito. Tenemos que facilitar que se inicie esa actividad empresarial que cree empleo, la capacidad de invertir y emprender. Nos gustaría compartir con otras formaciones políticas esta idea, porque se puede discutir muchos, pero negar la necesidad de que necesitamos más gente invirtiendo, produciendo y exportando…

- En Salamanca hay menos gente en la lista del paro y más afiliados a la Seguridad Social que al inicio de la pasada legislatura. Sin embargo, la lista del paro ha bajado a niveles de 2009 y la afiliación está aún en 2011. Entre medias, la provincia charra ha perdido unos veinte mil habitantes durante la crisis.
- En España ha habido gente que ha abandonado nuestro país, la mayoría antiguos inmigrantes que vinieron, tuvieron su trabajo, sus prestaciones sociales, pero una vez agotadas han vuelto a su casa. Todo eso es también importante saberlo. Si miramos población nacida en España, hay más gente trabajando y menos en el paro. Es lógico, cuando un país genera oportunidades atrae a más gente, vivimos en un mundo globalizado, España es un ejemplo de éxito de integración de inmigrantes en toda la geografía nacional, pero también es verdad que en la época de crisis, en los momentos más duros, algunos de quienes vinieron a prosperar con nosotros se han vuelto a sus países de origen. 

- ¿Qué tipo de empleo es el que quiere crear el Partido Popular? Ahora se le achaca que es temporal y precario.
- El problema de la dualidad en el mercado de trabajo es muy antiguo, procede del año 1984. Entonces en lugar de hacer una reforma laboral del estilo que hemos hecho ahora el Gobierno decidió crear la nueva figura del trabajador con contrato temporal que desde entonces hemos estado arrastrando. La dualidad es tan grande que hay trabajadores que cobran distinto por hacer el mismo trabajo, sólo por el hecho de ser más o menos antiguos en una empresa. Nuestras propuestas para acabar con esa dualidad es que podamos competir, que la gente, cuando haya un ERE en su empresa, pueda defender su puesto de trabajo, o que cuando alguien quiera entrar en un sector pueda acordar con sus trabajadores el establecer las condiciones mejores para que esa empresa tenga éxito y luego ir mejorando el sistema de retribuciones y ascensos que todo el mundo quiere tener. Con un sistema laboral rígido al final hay trabajadores de primera y de segunda, unos sí y otros no, por eso nosotros abogamos por la flexibilidad, por adaptarlo a las circunstancias. No es fácil porque todo el mundo quiere defender su situación.

- Y la mentalidad mayoritaria del español es tener un trabajo y jubilarse en él. Entonces, o cambia el mercado de trabajo o cambia la mentalidad de la gente.
- Le voy a poner un ejemplo. Me está usted grabando con este móvil que no existía hace diez años. Si no compramos las mismas cosas que hace diez años, ¿por qué queremos trabajar en las mismas cosas? No podemos producir cosas anticuadas. La situación va cambiando. A todo el mundo le gusta también entrar en empresas nuevas con mejores retribuciones y condiciones. Lo del empleo para toda la vida puede estar muy bien pero no es lo frecuente en el mundo actual. Las economías son cambiantes, son dinámicas, y en ese sentido vamos avanzando.  Sólo hay que ver cómo ha cambiado Salamanca en la hostelería y la industria agroalimentaria.

- Hablando del emprendimiento, de autónomos y pequeñas empresas ¿qué medidas propone el Partido Popular para potenciar esta parte del tejido productivo?
- Es un sector esencial. El emprendedor debe saber que se le respalda, que es una figura valorada socialmente, por eso una de las cosas que hemos hecho fue introducir la asignatura de emprendimiento en todas las fases del sistema educativo. La empresa hay que cuidarla, necesita un entorno favorable y no complicarle la vida creando problemas innecesarios. Hay cinco costes que son los básicos de cualquier empresa, que se pretenden acotar para producir mejor y vender más. Son el coste laboral, el financiero, el energético, el tributario y el administrativo. Pues son las cinco grandes reformas que hemos hecho la pasada legislatura y que queremos continuar avanzando. Podría entender que se nos critique que algunas cosas no las hemos hecho lo suficientemente bien, estoy convencido de que no lo hemos hecho todo perfectamente bien, porque si no, no seríamos humanos, pero que se niegue que había que hacer ese tipo de reformas para apoyar a las empresas y no tengan altos costes, es una equivocación no pensar así. 

Ahora que tenemos más recursos queremos dedicar más dinero a la innovación, que es más que I+D, más que un avance que termina en una patente, pero hay también actos de creatividad inherentes al talento de una persona que también son innovación. Por ejemplo, cuando un restaurante abre con una carta novedosa de cocina creativa aprovechando el entorno espectacular que hay aquí, eso es una innovación como la copa de un pino, pero nunca va a aparecer en las estadísticas de I+D. La mejora de procesos hace progresar a la industria, por eso queremos mejorar el aspecto fiscal y de las subvenciones a las empresas. Además, somos favorables a que los investigadores de la Universidad, aunque utilicen medios públicos, se lleven la mayoría del fruto de su talento.

- Salamanca tiene una universidad con casi ochocientos años y un enorme potencial aún por desarrollar, además de una universidad privada con recursos.
- Salamanca tiene su primera empresa en la universidad y le hemos dado todo el apoyo fiscal que hemos podido a su octavo centenario, el máximo legal, pero se puede hacer más. Este foco de conocimiento puede irradiar más innovación todavía, pero vamos a permitir que la gente obtenga más frutos de su talento, no vamos a pensar con mentalidad funcionarial.

- Ahora se está formando a miles de jóvenes en Salamanca que cuando terminan sus estudios desarrollan la vida laboral fuera de la provincia.
- Formamos muy bien y luego rematan fuero, eso es correcto. Por eso queremos hacer la carrera académica con la carrera en una empresa. Las empresas suelen valorar muy poco los méritos académicos y España es el sexto país del mundo en publicaciones científicas pero obtenemos menos resultados finales en procesos productivos o patentes. Esto lo tenemos muy poco bien armado en nuestro país, el compatibilizar carreras, el dar incentivos, por eso ahora que hay mejores condiciones queremos orientar la financiación pública a este tipo de cuestiones. Además, uno de los problemas de las ‘star up’ es que hay muy poca gente especializada en este tipo de inversiones de alto riesgo en los bancos para analizarlas. Esto no pasa en otros países. Nos falta gente en España que sea capaz de valorar riesgos y estudiar mercados en estas circunstancias, tanto en el ámbito tecnológico y científico como en el ámbito cultural. Ahí es donde puede haber un mayor apoyo del sector público, es algo que hemos propuesto, líneas de ayudas y becas. Por eso, insisto, no tenemos que pensar con mentalidad funcionarial.

- Funcionarios y empleados públicos en esta provincia hay más de 23.000, es una parte importante del mercado laboral salmantino. Precisamente estos días el sindicato mayoritario entre los funcionarios está reclamando recuperar los derechos laborales perdidos desde mayo de 2010, aprovechando que la economía mejora. ¿Qué margen hay para ello?
- Yo soy funcionario de carrera desde 1995. Conozco bien la Administración General del Estado, que tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Yo soy de los que valoro mucho el trabajo de la función pública, tenemos gente formadísima en los campos más complicados. Nuestra sanidad y educación destacan por su sistema público. Pero en España todos hemos hecho un esfuerzo por nuestro país, no acepto que me digan los independentistas catalanes que sólo Cataluña ha hecho el esfuerzo y los demás han vivido a costa de Cataluña, eso es una auténtica sandez. Todo el mundo ha aportado su granito de arena pese a los conflictos políticos porque había sectores con intereses creados. Hemos intentado que el ajuste fuera compartido por todos y equilibrado. Los funcionarios hemos hecho un esfuerzo, y digo hemos porque yo también perdí una paga extra y mi salario se redujo un diez por ciento. Iremos mejorando la situación de la función pública al ritmo que también los demás, que el sector privado, mejora. Tenemos que ser equilibrados y mejorar al ritmo que lo haga el país, todos los españoles al mismo ritmo. Si llegamos a esos veinte millones de empleos que tenemos como objetivo habrá muchos recursos para hacer más cosas.

- Y mientras tanto, si no llega ese dinero, ¿de dónde saldrá para ir cumpliendo las 26 medidas principales que ha propuesto el Partido Popular?
- Sólo saldrá de la creación de empleo a medida que la economía vaya generando trabajo y recursos. De hecho los planes de gasto que tenemos para las principales partidas la idea es que todas mejoren sustancial y progresivamente. Si alguien quiere que mejore una cosa no puede ser a costa de otra, no se puede recortar la sanidad para financiar las pensiones. Por tanto el objetivo es generar más recursos para cumplir esas promesas electorales. La educación y la innovación son cuestiones prioritarias, también reforzar nuestra inversión en cultura, con lo  que Salamanca sería una de las grandes beneficiarias. La pasada legislatura la prioridad fueron las pensiones y los servicios públicos, nos pueden acusar de que no hemos avanzado más en dependencia, pero es que no teníamos más recursos. Además, teníamos que pagar una nómina muy alta por desempleo. A todo el mundo le gustaría tener un presupuesto el doble de lo que tenemos. La única manera es tener más gente trabajando para generar más recursos.

- Hablando de pensiones, hay mucha gente preocupada por su futuro, por si habrá dinero para cobrarlas cuando se jubile, teniendo en cuenta el ritmo de descenso de la hucha de la Seguridad Social. En la provincia de Salamanca, uno de cada cinco habitantes son pensionistas.
- Las pensiones se basan en que haya gente trabajando. Cuando llegamos al Gobierno en el año 2011 ingresaron 110.000 nuevos pensionistas y el número de cotizantes a la Seguridad Social se había reducido en 350.000, pero en el año 2015 había 70.000 pensionistas nuevos y el número de cotizantes aumentó en 560.000, es una diferencia. Ahora por cada nuevo pensionista entran a cotizar cinco trabajadores y autónomos. Así el sistema sí aguanta. Ahora dieciocho millones de trabajadores estamos sosteniendo a catorce millones de personas, por eso si llegamos a veinte millones el esfuerzo será menor. Pero esto es poco a poco, no será de un día para otro, no conozco ningún país que se acostara pobre y tras unas elecciones se levantara rico. Todos los países que han progresado lo han hecho a través de un esfuerzo de años y generaciones. Es lo que tenemos que seguir haciendo, por eso desde el Partido Popular proponemos trabajo, esfuerzo, día a día, que es como se hacen las cosas. Así la situación de 2015 no tiene nada que ver con la de 2011, coordinando los esfuerzos.

- Ese día a día considera que será posible si el Partido Popular continúa gobernando. Hemos hablado de sus propuestas, pero también hay otros partidos que concurren a las elecciones con medidas económicas, fiscales y laborales diferentes. En primer lugar, ¿qué le parece la economía 4.0 que propone el PSOE?
- El Partido Socialista se olvida de la competitividad. En el papel que presentaron para negociar un acuerdo de legislatura, esta palabra aparecía dos veces, para nombrar un Ministerio y para crear un Observatorio. Propone una renovación energética con desaparición de todas las fuentes energéticas salvo las renovables, algo que es técnicamente imposible. Son cosas demasiado quiméricas o futuristas. Quiere un retroceso total de la reforma laboral, con el éxito y el grado de ejemplaridad que ha tenido para otros gobiernos, incluso de signo socialista. También plantean más gasto público para los ayuntamientos, y me suena a PlanE, pero éste sería un PlanE sin renovar aceras. Y consideran que con más gasto se consume más, aumentan las rentas, se crea más empleo y se entra en una espiral que se llama el multiplicador keynesiano. Esto suena muy bien, pero tiene un problema muy serio. Por ejemplo, si me pongo en una calle de Salamanca y a cada persona que pasa le doy trescientos euros, está claro que aumentará el consumo en Salamanca, la pregunta es qué van a comprar esas personas, porque si entran en una tienda de electrónica en un centro comercial y compran una tele coreana el multiplicador keynesiano el empleo lo genera en Seúl, no en Salamanca. Aunque haya más capacidad de gasto, si uno no es competitivo para atraer ese gasto, esa expansión fiscal y monetaria hace más ricos a los demás y nos deja a nosotros la deuda, que es lo que ocurrió en los años 2008, 2009 y 2010.

- Podemos propone crear empleo a partir de aumentar el gasto público en 60.000 millones de euros, recaudados con impuestos a las rentas más altas.
- Es lo mismo que el Partido Socialista multiplicado por cinco. Pero, ¿qué son ricos? El Partido Socialista ya hizo este experimento en el año 2010 con la creación de dos tramos de IRPF, uno para quienes ganasen más de 150.000 euros al año y otro para quienes ganasen más de 300.000, pero, ¿cuánto recaudó ese impuesto? Sólo doscientos millones de euros. La propuesta de Podemos, como mucho, llega a mil millones, dos mil en el mejor de los casos. ¿De dónde saldrá el resto hasta llegar a sesenta mil? La clase media es la que paga los servicios públicos, no tenemos tanta gente con tantas fortunas y grandes sueldos. Podemos pondrá impuestos entonces a prácticamente todo el mundo, y los recursos saldrán del dinero que tienen reservado las clases medias para sus gastos. Por eso está tan desdibujada la izquierda en el mundo occidental, porque esa idea de reparto de impuestos al final consiste en poner muchos impuestos a la clase media. En España hay que mejorar la recaudación con crecimiento, no con más impuestos. Entiendo que defiendan sus propuestas y crean en ellas, pero eso es malo para el crecimiento y al final es quitarle dinero a los españoles, de su bolsillo, de su consumo personal, para llevarlo a la gestión pública.

- Y Ciudadanos tiene como propuesta estrella el contrato único.
- El contrato único no soluciona la dualidad del mercado laboral. Se seguirá despidiendo a jóvenes porque es más barato, se seguirá discriminando por antigüedad, por juventud, y no por resultados de productividad. Con el contrato único un trabajador nunca estará seguro, nunca sabrá a partir de qué años tendrá que preocuparse menos, cuando ahora un trabajador temporal si da el salto a indefinido tiene ese salto de seguridad. Lo importante es que no haya tanta diferencia entre fijos y temporales, que un trabajador tenga la oportunidad de demostrar que si es bueno le irá bien en su empresa.

- En resumen, ¿por qué hay que votar al Partido Popular?
- El Partido Popular está planteando estas elecciones desde un punto de vista práctico, desde un punto de vista de la experiencia. Cuando yo recibo llamadas en mi trabajo, la mayoría son malas, son problemas a solucionar. Yo puedo resolver algunas, pero las más complicadas las tengo que comunicar al presidente del Gobierno. El resto de las personas que trabajan para el Gobierno hacen exactamente lo mismo, con lo cual en la mesa del presidente del Gobierno es donde se reciben las llamadas más difíciles de España. Son las llamadas que cuesta más resolver y se necesita una persona con temple, resolutiva, capaz de crear equipos, que maneje bien los tiempos, que no se altere, que tenga mucha experiencia, y que maneje bien las situaciones. Eso es lo que vamos a votar el 26 de junio, a quién queremos poner en esa mesa. Por muchísimas razones es evidente que la persona que ha demostrado tener capacidad para ocupar esa silla, con diferencia sobre los demás candidatos, es Mariano Rajoy.

Comentarios
Lo más