Puerta Grande entrevista a Elías Martín, uno de los banderilleros que más está destacando de la provincia de Salamanca.

La afición, asegura, le viene desde pequeño cuando en casa siempre estaba pegado a la televisión teniendo en los San Fermines y las corridas de toros uno de sus primeros recuerdos. En la Escuela de Tauromaquia ha forjado y ha dado forma a su sueño con la mente siempre puesta en el par de banderillas.

Considera que ningún par de banderillas es igual pese a lo que pueda percibirse. Cada uno tiene su forma de realizarse y de entenderse. Una vez que se ejecuta en la plaza, hay que saber diferenciarlos y así se premian y el aficionado lo entiende.

Como objetivo, superarse de cara a cada temporada sin forzar la situación ni los acontecimientos. 

Comentarios