“Dos recorridos que parten desde nuestra ciudad y cuyo trazado llega más allá de nuestras fronteras”

“Dos recorridos que parten desde nuestra ciudad y cuyo trazado llega más allá de nuestras fronteras”
En representación del Jurado de Honores y Distinciones, el juez instructor y concejal de Cultura, Julio López, enunció los méritos que avalan tanto a Cruz Roja Española en Salamanca como a Ignacio Galán para ser reconocidos por su ciudad como Medallas de Oro en esta edición de 2013. “Dos recorridos que parten desde nuestra ciudad y cuyo trazado llega más allá de nuestras fronteras. Dos galardonados que presentan sobrados avales para recibir tan alto reconocimiento”.
 
Julio López destacó que se trata de “una filosofía común en ambos casos, la del trabajo bien hecho. Trabajo que busca la superación y que valora especialmente el esfuerzo colectivo. Las señas de identidad son obviamente distintas, las de Cruz Roja basadas en algunos de los principios generales que inspiran su actividad como la Humanidad, la Independencia y el Carácter Voluntario. Las de Ignacio Galán no son otras que su carácter innovador, su audacia y tenacidad a la hora de abordar nuevos proyectos, y sobre todo, su compromiso no sólo con las empresas sino también con las personas”. 
 
Cruz Roja

El edil de Cultura recordó que este año se cumple el 140 aniversario de la llegada de Cruz Roja Española a Salamanca. Su primera sede fue el Palacio de Maldonado. En este edificio de estilo plateresco construido en 1530 por Juan de Álava para Don Diego Maldonado de Rivas, permaneció hasta que pasara a ser propiedad de la Universidad de Salamanca. En sus orígenes, su actuación estuvo centrada en intervenciones humanitarias en casos de conflicto armado. Las consecuencias de la Guerra Civil Española agravaron las carencias generalizadas en materia sanitaria. 

 
Esta es la razón por la que en su sede salmantina, en la Plaza de San Benito, ondeara la bandera de la Cruz Roja sobre la leyenda inscrita: “Dispensario” porque esta era la principal labor de la organización que reformó el palacio para dispensar asistencia sanitaria, acoger y curar enfermos. La experiencia adquirida permitió a Cruz Roja ampliar sus servicios y mejorar su respuesta a las demandas de ayuda, pero fue en 1985 cuando la entidad se transforma gracias a una importante reorganización y al impulso del papel de los voluntarios.
 
En 1991 se inaugura el Centro de Coordinación de Emergencias. “Un servicio que hoy consideramos básico y que hace más de 20 años suponía todo un reto. A través de este centro se canalizaba cualquier llamada de emergencia para disponer de los recursos necesarios y poder así responder en el menor tiempo posible”.
 
Los centros abiertos, hasta 12 el año pasado, y los programas ofrecidos, 83 en la actualidad, muestran la intensidad de su trabajo y justifican que en el año 1997 ya fuera necesario un cambio de sede al edificio actual situado en la calle que lleva su nombre. “Este cambio y la dotación de nuevos medios permiten una respuesta más rápida y eficaz ante una petición de ayuda, ya sea en Salamanca, en otro punto de España o fuera de nuestro país. Sirva como ejemplo que 48 horas después del trágico terremoto de Chile ya había voluntarios salmantinos sobre los escombros, prestando ayuda”. 
 
Ignacio Galán

Nació en la provincia de Salamanca un 30 de septiembre de 1950. Su niñez transcurrió en pleno centro histórico de la ciudad, en la calle de la Rúa donde vivió muchos años. Desarrolló su educación escolar en los Maristas de Salamanca. Sus estudios superiores le alejaron de nuestra ciudad y a los 17 años se traslada a Madrid para cursar ingeniería industrial en la Escuela Superior Industrial de la Universidad Pontificia Comillas en la capital de España. Completó su formación con la diplomatura en Administración de Empresas por el ICADE y en Administración de Empresas y Comercio Exterior por la Escuela de Organización Industrial. Su matrimonio con la salmantina Isabel García-Tabernero estrechó aún más el vínculo de Galán con su tierra y fruto de éste han tenido 4 hijos. 

 
Inició su actividad profesional en 1972 en la Sociedad Española del Acumulador Tudor dedicada a la fabricación y venta de baterías en la que desempeñó diferentes puestos directivos, desde los que acometió la expansión internacional de la compañía. Ya en sus comienzos Galán demostró que su afán por alcanzar nuevas metas no entendía de nacionalidades o idiomas, y que esa globalidad tan manida hoy, ya la practicaba él en los años 70. 
 
En el inicio de la década de los 90 dirige, desde su creación, Industria de Turbopropulsores, donde impulsó el diseño, fabricación y mantenimiento de motores de aviación y turbinas de gas. En esta actividad empresarial tuvo que afrontar el reto de integrar en la plantilla a trabajadores y técnicos provenientes de la reconversión del sector naval de la Ría de Bilbao. Esta dificultad añadida se tornó en oportunidad y confirmó su carácter dialogante y conciliador en el ámbito laboral, algo que le ha acompañado a lo largo de su vida en todas las empresas por las que ha pasado.
 
Entre 1993 y 1995 preside el consorcio Eurojet, donde desarrolló un programa de turbinas aeronáuticas de uso comercial que hoy equipan los mayores aviones Airbus y Boeing. De los aviones a la telefonía móvil. Fue Consejero Delegado de Airtel Móvil asumiendo el gran reto de enfrentarse a la liberalización del sector de las telecomunicaciones en nuestro país. En un tiempo récord permitió a la compañía una implantación y nivel de competitividad notable dentro de un mercado entonces en expansión.
 
En 2001 fue nombrado vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Iberdrola y cinco años más tarde fue designado presidente ejecutivo de la misma. Su llegada a la compañía supuso el inicio de uno de los procesos de transformación empresarial más importantes y exitosos llevado a cabo en la última década. Esa fuerte apuesta por la expansión internacional y las energías limpias ha permitido a Iberdrola convertirse en una de las mayores empresas energéticas del mundo con presencia en decenas de países. Su firme compromiso por la defensa del medio ambiente ha llevado a la empresa que preside a ser líder mundial en energías renovables y a situarse en los principales índices de política medioambiental.
Comentarios
Lo más