Rubén Rodríguez, primer salmantino en completar la fauna del juego Pokemon Go

Rubén Rodríguez, primer salmantino en completar la fauna del juego Pokemon Go

Desde hace dos meses un juego para teléfonos móviles ha revolucionado el mercado mundial del ocio. Pokemon Go ha roto moldes, convirtiéndose en el fenómeno del verano. El objetivo es capturar a los seres que componen la fauna de la serie de televisión, hasta 145. Por tanto, la dinámica del juego es sencilla. La dificultad, y mucha, radica en lograrlos a todos, pues los programadores del juego los han colocado en lugares reales de todo el mundo, de manera que hay que desplazarse por diversos parajes para completar la colección. Algunos ‘pokemon’ aparecen sólo junto al mar, otros en montaña, otros de noche… El salmantino Rubén Rodríguez Romero ya los tiene a todos en su teléfono.

¿Cómo lo ha conseguido? Con pericia y paciencia. A sus 24 años, este abogado recién colegiado decidió a mediados de julio aceptar el reto que propone el juego, aunando así su afición por la serie de dibujos y los videojuegos. Lo que comenzó como una anécdota y tema de conversación con su grupo de amigos poco a poco le fue enredando hacia la intención de lograr cada día ‘pokemons’ nuevos. “El juego engancha, porque mezcla la realidad de cada ciudad con la ficción de la serie”, explica a SALAMANCA24HORAS.

Hay personajes del juego que sólo aparecen en países de África o en Australia, pero Rubén no ha tenido que salir de España. Entre Salamanca, unas vacaciones en Peñíscola (Castellón), Rioseco (Asturias) el parque del Retiro en Madrid logró la gran mayoría. El resto, andando, pues una parte del juego consiste en incubar huevos de pokemon que sólo se abren si se camina dos, cinco o diez kilómetros. Ahí aparecen los personajes de otros continentes. Rubén apenas ha tenido que caminar unos 75 kilómetros, al contrario que el primer español en coleccionar toda la fauna, un ilicitano que empleó más de 500 kilómetros. Y, además, este salmantino lo ha hecho sin gastar dinero comprando lo que se denominan cebos para atraer ‘pokemons’ al lugar donde el jugador se encuentra.

“En Salamanca sobre todo se pueden encontrar en el parque de La Alamedilla y el Campo de San Francisco. Después cuando estuve en Peñíscola aprovechaba que caminaba por la playa y por el paseo marítimo para buscar nuevos ‘pokemons’ y ahí encontré los de agua. En Asturias fueron los de montaña y muchos en el parque del Retiro, allí están casi la mayoría de los 145 que se pueden coleccionar”, explica. Eso sí, tuvo que cambiar la tarifa del teléfono móvil debido al enorme consumo de datos que requiere este juego. “Fue algo puntual y a ratos, no como gente que está enganchada a Pokemon Go desde que se levanta casi hasta que se acuesta”, añade.

Y es que Rubén no se considera lo que se denomina ‘friki’, sino más bien un apasionado de un juego durante lo que considera “un verano diferente”. De hecho, hay amigos que comparten su afición, “hemos tenido piques sanos y alguno tiene envidia de que haya sido el primero en conseguirlos a todos”. Sobre todo cuando logró al último, Charizard, el dragón naranja que aparece en la imagen adjunta a esta información. El que más ilusión le hizo, como a casi todos los jugadores, fue lograr a Pikachu, el animal eléctrico amarillo que también aparece en la fotografía, pues es el personaje protagonista de la serie. “Fue el primero de mis amigos en tenerlo y los vacilaba”, bromea Rubén.

Segunda parte del juego

Los pokemon que se pueden lograr son 145, pero en la colección hay hueco para otros seis. Son los denominados legendarios, que la compañía Niantic y Nintendo sólo habilitarán en eventos especiales en ciudades donde se congreguen aficionados a los videojuegos. En España se prevé que se lleven a cabo en Madrid y Barcelona.

“Habrá que ir para tenerlos a todos”, afirma Rubén, quien recuerda que si se estropea el teléfono móvil no se pierde lo conseguido hasta ese momento en el juego, pues está asociado a un correo electrónico, por lo que al instalar de nuevo la aplicación se actualiza.

Consejos para nuevos jugadores

Finalmente, como experto en Pokemon Go, ofrece varios consejos para los nuevos jugadores. El fundamental, estar atento a cualquier lugar y tener buena orientación para seguir el mapa que indica que hay cerca un personaje del juego. “No es verdad que sólo hay en parques y plazas, en cualquier calle puede aparecer uno de los difíciles”, explica Rubén.

En segundo lugar, aprovechar la opción de los cebos para atraer ‘pokemons’, y hacerlo en lugares donde más hay. En el caso de Salamanca, los parques de La Alamedilla y San Francisco. “En apenas media hora puedes lograr hasta veinte diferentes”.

Y, finalmente, no perder el tiempo peleando en los gimnasios, otra opción que ofrece el juego para poner a prueba las habilidades frente a otros jugadores. “Hay gente que le gusta tener a sus pokemon dominando gimnasios, pero eso no sirve para que aparezcan nuevos, sólo se logran caminando y buscando”. Y es que Pokemon Go, además de agilizar la mente, también puede tonificar el cuerpo. Como todo en la vida, siempre con mesura, al final puede suponer un beneficio.

 

Comentarios
Lo más