Conocer qué genes están alterados en distintos tumores para lograr fármacos más eficaces

Conocer qué genes están alterados en distintos tumores para lograr fármacos más eficaces

Javier de las Rivas llegó a Salamanca en el año 2000 para incorporarse al Centro de Investigación del Cáncer dos años más tarde. Bajo la responsabilidad de este licenciado en Biología y Doctor en Ciencias especializado en Biología Molecular por la Universidad del País Vasco, tras su experiencia en Londres y Nueva York, creó en dicho centro el Grupo de Investigación Bioinformática y Genómica Funcional. “La genómica es un área de conocimiento relativamente nuevo”, comenta de las Rivas, explicando que con anterioridad se analizaba gen a gen y ahora el conocimiento de todo el genoma humano permite tener un conocimiento global de todos los genes. Además, remarca, “tenemos la tecnología suficiente que nos ayuda a medir todos los genes a la vez”.

El grupo de Javier de las Rivas trabaja a partir de la muestra de un paciente, de la que se analizan los datos de miles de genes gracias a la Biología Computacional o Bioinformática. Con ello, el grupo que dirige en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca trata de entender qué genes están alterados en los distintos procesos tumorales para avanzar hacia nuevos fármacos más eficaces e individualizados para cada tipo de cáncer. En este sentido, Javier de las Rivas subraya “que cada vez vamos a necesitar en los estudios de cáncer más análisis genéticos y genómicos. Vamos a dejar de hablar de cáncer de pulmón, de cáncer de mama o de cáncer de hígado y vamos a empezar a hablar de qué tipo genético es tu cáncer”.

Según Javier de las Rivas, “hay genes alterados en el cáncer de mama que respondían a un determinado fármaco que también es eficaz en otro tipo de tumores que nada tienen que ver porque ese gen también es marcador en otro tipo de cáncer. Nuestra investigación se va a traducir en que siempre miraremos por tratar mejor los procesos tumorales de cáncer y curar a la más gente posible”. Con ello, y gracias al avance en los estudios de genómica funcional, también se avanzaría hacia una medicina “personalizada” que vaya sustituyendo a procesos tan agresivos como la radioterapia o la quimioterapia”.

Comentarios
Lo más