La mayoría de préstamos con suelo siguen aún vigentes, pero algunos ya han terminado de pagar su hipoteca, y también pueden recuperar las cantidades indebidamente pagadas. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que haber terminado de pagar el préstamo no significa renunciar a reclamar las cantidades pagadas de más.

Por ejemplo, un persona que contratara un préstamo de 100.000 euros a 15 años en noviembre del año 2000, referenciado al Euribor +0,75% y con un suelo del 3,5% en diciembre de 2015, cuando haya terminado de pagar su hipoteca, habrá pagado más de 3.200 euros como consecuencia de la aplicación de la cláusula suelo.

¿Qué ocurre con los que han perdido su piso?

Existen casos graves en los que una familia, incluso, ha llegado a tener que dar el piso a la entidad bancaria por no poder hacerse cargo de la hipoteca y que también estaba afectado por la cláusula suelo. Obviamente, es casi imposible determinar si esta fue la principal causa para ello pero lo que sí está claro es que, al menos, fue una. 

Sin embargo, en esta situación, la propia Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros asume la dificultad de conseguir algo más allá del dinero que se le debe por esta cláusula abusiva. “Estamos estudiando todas las opciones. Son muchas cuestiones y todavía hay muchas opiniones jurídicas”, afirman. 

Comentarios