Aumentan las familias que sufren pobreza energética

Aumentan las familias que sufren pobreza energética

Más de 3,7 millones de personas sufren pobreza energética en España, un millón más que en 2008, debido al incremento de los precios de la energía y el descenso de los ingresos de las familias. Esto significa que, según el análisis elaborado por www.kelisto.es, la web del ahorro, este invierno miles de hogares no podrán calentar sus viviendas de forma adecuada. Uno de los principales motivos de este problema es la escalada de los precios de la electricidad en nuestro país, que desde 2007 se han disparado un 46% y han pasado de un coste medio de 553 euros al año a 812 euros, un incremento de 260 euros para un hogar con un consumo medio.

Para Hernán Martínez, responsable de Energía de Kelisto.es, explica que “durante los años de crisis económica, la mayoría de los gastos del hogar, como la hipoteca o la comida, se han reducido mientras que el precio de la energía ha crecido de forma alarmante. Como consecuencia de ello, millones de familias no pueden hacer frente al pago de las facturas energéticas ni calentar sus hogares de forma adecuada cuando llegan los meses más fríos. Esto, unido a las escasas medidas que desde la Administración se han puesto en marcha para aminorar el problema, hará que este invierno sea uno de los más duros para millones de españoles”.

Durante los meses más fríos del año (entre noviembre y febrero) la demanda energética se incrementa en un 37%, con el consiguiente aumento de las facturas. Esto provoca que durante el invierno muchas familias no puedan hacer frente a sus recibos energéticos o tengan que prescindir de calentar la casa para reducir el gasto. 

“En estos meses del año, la demanda energética de los hogares se incrementa notablemente como consecuencia del uso intensivo de la calefacción y las estufas eléctricas. Con los actuales precios de la energía en nuestro país, mantener una vivienda a la temperatura adecuada implica un alto coste que no todos los consumidores pueden asumir. Esto provoca que se produzcan más de un millón de cortes energéticos al año por impago de las facturas y que millones de personas no puedan calentar sus hogares. Ante esta situación debemos exigir al Gobierno más y mejores medidas que protejan a los consumidores más vulnerables”, señala Hernán Martínez.

 

Comentarios
Lo más