La tercera parte de las pymes ha solicitado un crédito, pero con escaso éxito

La tercera parte de las pymes ha solicitado un crédito, pero con escaso éxito
A pesar de todas las mejorías en cuanto a las expectativas de los autónomos tanto de su propio negocio como de la economía en general, el tema del crédito sigue siendo una de las asignaturas pendientes con el colectivo y todo lo relacionado con la financiación, lejos de mejorar, se recrudece a lo largo del año. Pese a la necesidad real de financiación que necesitan los autónomos, las continuas negativas de las entidades financieras continúan haciendo mella entre el colectivo de autónomos.

Esta afirmación se corrobora con el hecho de que solamente tres de cada diez autónomos manifiesta haber acudido a una entidad financiera en busca de financiación. Por el contrario, dos de cada tres de los autónomos encuestados, el 66%, cansado en muchos casos de obtener la negativa por respuesta, manifiestan no haber visitado ninguna entidad crediticia para conseguir la financiación necesaria para poder seguir manteniendo su actividad. 

Posiblemente, las cifras reflejen el descontento del colectivo ante las respuestas obtenidas cuando han acudido a un banco o caja en busca de financiación: a seis de cada diez de los autónomos (60%) que han acudido a lo largo del año a la entidad financiera para solicitar liquidez, ésta les ha sido denegada, porcentaje de denegación muy superior al 51% de la anterior encuesta; y únicamente el 20% de los autónomos que la ha solicitado la ha obtenido sin cortapisas, porcentaje que en el anterior barómetro era del 26%. Además, al 19% de los autónomos que solicitaron financiación, se la concedieron pero por una cantidad inferior a la que necesitaban. 

Otra de las cuestiones que aborda el barómetro es la cantidad solicitada por los autónomos a las entidades financieras. De aquí se comprueba que las cantidades que necesita un autónomo y microempresa para poder seguir adelante con su actividad no son muy elevadas ni, por supuesto, desorbitadas para un banco o caja: uno de cada cuatro autónomos solicitó una cantidad que no superaba los 8.000 euros. Y aquí merece la pena volver a recordar el dato del cuadro anterior, donde solo al 20% de los autónomos se les concedió la financiación sin problemas. Es decir, los bancos no ha concedido créditos, o lo han hecho por un importe menor al reclamado a muchos autónomos que se acercaron a sus oficinas para solicitar menos de 8.000 euros. El 80% de los autónomos que solicitaron un crédito lo hizo por una cuantía inferior a 30.000 euros: el 25% menos de 8.000 euros, un 34% de los autónomos solicitaron entre 8.001 y 18.000 euros y el 20% entre 18.001 y 30.000 euros. En el otro extremo, únicamente el 18% de los autónomos que han solicitado a una entidad financiera liquidez, solicitaron una cantidad que superaba los 30.000 euros. 

 
Otro tema importante, y que ahora está muy de actualidad, es los préstamos a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Las respuestas de los autónomos muestran como hay un desconocimiento de este organismo, ya que únicamente el 33,9% de los autónomos entrevistados por el Observatorio del Trabajo Autónomo afirma haber solicitado uno de los créditos del ICO en los últimos cinco año. Frente a este porcentaje el 63% de los autónomos no han solicitado el crédito ICO en los últimos cinco años, periodo que coincide con el inicio de la crisis. Además, la respuesta a la solicitud de créditos por parte de los autónomos lejos de mejorar a la de las entidades financieras, se torna mucho más restrictiva: el 70% de las operaciones solicitadas por los autónomos fue denegada. Sólo el 23% de los autónomos afirma que el ICO le concedió la financiación solicitada.
Comentarios
Lo más