Los mayoristas comienzan a trasladarse desde Mercasalamanca a los polígonos

Los mayoristas comienzan a trasladarse desde Mercasalamanca a los polígonos
El aviso que varios mayoristas de Mercasalamanca lanzaron el pasado otoño comienza a hacerse realidad. Agrupesca, empresa dirigida por el presidente de la asociación de comerciantes salmantinos, Benjamín Crespo, es la primera en abandonar el recinto de la carretera de Vitigudino al no poder sufragar los gastos que se le exigen desde la gerencia de Mercasalamanca. “No podemos con estos gastos, un año aquí es lo mismo que estar diez años en una nave”, afirmó en declaraciones a SALAMANCA24HORAS.

La empresa ya ha iniciado los trabajos para dejar el espacio que ocupa en el mercado de mayoristas para trasladarse hasta el polígono El Montalvo III, en Carbajosa de la Sagrada. El primer traslado de una lista que puede ser mayor en los próximos meses, pues los mayoristas se quejan de las altas tasas que deben abonar mientras los ingresos merman continuamente por el menor consumo como consecuencia de la crisis económica. No obstante, Benjamín Crepo por el momento desconoce si otros mayoristas van a seguir sus pasos.

Cabe recordar que recientemente el pleno del Ayuntamiento de Salamanca aprobó el cambio de gestión de Mercasalamanca, pasando de una forma de gestión indirecta a través de una empresa mixta a una forma directa, a través de una sociedad mercantil local, de capital íntegramente público y duración indefinida.

Los empresarios ubicados en Mercasalamanca habían denunciado que la transformación de la modalidad de gestión indirecta a través de una empresa mixta, a un gestión directa del servicio público, precisaría de la resolución anticipada de la modalidad vigente. A lo que el secretario municipal manifestó que es una interpretación equivocada. Además, los mayoristas señalaban que al cambiar de ubicación la nueva unidad alimentaria se precisaría un nuevo expediente del servicios, pero la alegación fue rechazada al no considerarse necesario.

El Ayuntamiento asegura que una duración indefinida de la sociedad, que finaliza en 2022 tras una concesión de 50 años, aportará estabilidad y certidumbre tanto a la estrategia de negocio como a los planes de inversiones futuras que puedan desarrollar en la unidad alimentaria la propia Mercasalamanca, los empresarios instalados allí actualmente o los que puedan estar interesados en instalarse.

Comentarios