Garrochistas de Andalucía, Extremadura y Castilla y León estarán presentes en el Concurso de Acoso y Derribo

Garrochistas de Andalucía, Extremadura y Castilla y León estarán presentes en el Concurso de Acoso y Derribo

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha contado una vez más con el Centro Ecuestre Casasola para poner en marcha el Concurso Intercomunitario-Nacional de Acoso y Derribo que se celebra este fin de semana. 

Por parte del centro deportivo, Juan Luis Montero, agradeció el apoyo  del Ayuntamiento “que pese a ser un Gobierno reciente y joven ha mostrado un compromiso con esta disciplina y sobre todo con los aficionados, que vienen de todas las partes de España solamente para presenciar el concurso”.

El concurso, que llega a su edición número 32, cuenta con gran participación todos los años y en el que esta vez participarán doce garrochistas de Andalucía, cuatro de Extremadura y diez de Castilla y León.

“Si no fuese por la afición y por las ganas de trabajar, por el apoyo de los comercios e instituciones y por el hecho de que Ciudad Rodrigo siga en alza en el mundo del caballo, sería imposible hacer este evento”, afirmó Montero.

Novedades 

Esta edición contará con 26 colleras en las que vaca brava y vaca mansa correrán todos los días. 

La jornada del sábado comenzará a las 17 horas con las vacas de la ganadería salmantina de Ramón Flores. Desde el centro ecuestre anunciaron que este tipo de ganado facilitará las carreras y habrá así menos bloques para el domingo. 

Pese a ser más liviana esta primera sesión, las vacas elegidas son “llamativas, aparatosas de cuerno y armadas de pitón, por lo que se otorgará más espectáculo para los caballos”. 

Las vacas mansas de ambos días serán de ‘La Dueña’, propiedad de Diego Tabernero. Estos animales resultan del cruce de raza morucha con charolés, con diferencias en los puntos de cruce y de aspecto muy grande y aparatoso. Al ser animales de mucho peso, permitirán presenciar la habilidad del garrochista más claramente.

El domingo, día 2 de agosto, arrancará en Casasola a las 12 de la mañana. Un horario diferente al de otros años y modificado por petición de garrochistas que, en anteriores ocasiones, al acabar el concurso tenían además que volver a su lugar de origen a altas horas. 
Se prevé un pequeño descanso tras la primera sesión, en la que las vacas bravas serán de la Ganadería de ‘El Pilar’, de la zona de Tamames. “Desconocemos el resultado que dará el carácter del encaste de estos ejemplares, esperemos que permita a los garrochistas las libertad de explayarse”, afirmó Montero. 

La última de las sesiones será la de ganado manso, también de Tabernero, a la que seguirá la entrega de premios, como todos los años. 

Conviene recordar a los aficionados e interesados que la entrada al concurso está fijada en 3 euros, y que en esta ocasión contará con parking, gradas, aseos y cafetería, entre otras facilidades pensadas por parte del centro deportivo.

Comentarios
Lo más