Prevención y apoyo contra la violencia de género desde Adavas

Prevención y apoyo contra la violencia de género desde Adavas
La Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia de Género atiende a víctimas de violencia sexual, malos tratos o violencia de género. La asociación también realiza actividades sociales para concienciar y prevenir el maltrato, así como para promover la ayuda a las víctimas que no dan el paso a hablar o han caído en la espiral del silencio. 

La psicóloga Julia Aparisi destaca la importancia de la educación en la familia y el daño que los roles genéricos pueden hacer a la sociedad, tanto a nivel familiar como mediático. Recuerda que a la hora de prevenir el maltrato es importante que en la relación no se dejen pasar por normales ciertas conductas de control por parte de la pareja: “desde la ropa que se ponen, con la gente que ven, con la gente que habla… El trabajo, lo que estudia... Cualquier cosa que para ellos se escape al control, cualquier sitio nuevo que suponga conocer gente les produce inseguridad. Llegan a controlar absolutamente todo: irlas a buscar al trabajo, acompañarlas a visitas médicas al ginecólogo… Desconfianza en todos los niveles. El tema de los celos y del control va siempre a más”.

Las víctimas de violencia de género se encuentran toda condición social y en todas las edades. El maltratador ejerce ahora también el control a través de las redes sociales como un instrumento más para culpabilizar a la víctima o conocer sus movimientos. En parejas con hijos, los niños pueden convertirse en otro elemento de control con coacciones y preguntas sobre la mujer. La asociación también trata a niños víctimas de cualquier tipo de violencia (familiar, sexual…). 

La situación económica es otro de los factores influyentes: “La crisis provoca la retirada de denuncias por malos tratos. La dependencia económica es otro de los factores por los que muchas mujeres no dan el paso. Además, cuanto más tiempo pasa el maltratador en casa, cuando no tiene nada que hacer es cuando más surgen estas situaciones”. Tanto Julia Aparisi como Charo de Castro, trabajadora social, recuerdan, por encima de todo, que de las relaciones destructivas, espirales de silencio y destrucción personal también se puede salir y animan a las víctimas a buscar ayuda y a acabar con aquello que, de alguna manera, está acabando también con la vida de muchas mujeres. 

Comentarios
Lo más