Las firmas comerciales nacionales prescinden de sus tiendas en Salamanca

Las firmas comerciales nacionales prescinden de sus tiendas en Salamanca
La recesión no da tregua y el tejido productivo se desangra, sobre todo en una ciudad como Salamanca, donde la hostelería y el comercio son un pilar fundamental de la economía local. Sin embargo, al igual que la capital, la provincia charra ha perdido más de una empresa cada día durante el último año. Y es que al cierre del primer trimestre del año, Salamanca contaba con 9.668 empresas inscritas en la Seguridad Social, lo que supone 435 menos que un año antes, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
 
Gran parte de esta pérdida comercial viene motivada por las firmas nacionales, que están prescindiendo de sus tiendas en Salamanca dentro de sus respectivos planes de reestructuración al no cuadrar las cuentas como consecuencia de la crisis. Desde el inicio de la crisis una treintena de empresas ha cerrado sus delegaciones en la capital. Prenatal y Darty, con la consecuente pérdida de puestos de trabajo, son algunos ejemplos a los que a partir del 1 de agosto se sumará la textil gallega Caramelo, cuyo planteamiento inicial, a falta de confirmación oficial durante la negociación del expediente de regulación de empleo, contempla el cierre de su córner en El Corte Inglés y prescindir de las franquicias.
 
Así, a la hora de recortar, Salamanca siempre está entre las primeras provincias que entra en las quinielas. Precisamente en el centro comercial de María Auxiliadora, que comenzó en septiembre de 2009 con más de ochocientos empleados, ahora apenas quedan la mitad después de que las tiendas hayan ido reduciendo personal, mediante despidos o no renovaciones de contratos temporales. Y, entre tanto, proyectos comerciales que se iban a instalar en Salamanca, Villares de la Reina y Carbajosa de la Sagrada han quedado relegados al olvido debido a la crisis.
Comentarios
Lo más