Los tiempos de espera en las consultas del hospital desesperan a los pacientes

Los tiempos de espera en las consultas del hospital desesperan a los pacientes

“Aquí sabes cuándo entras pero nunca cuándo sales. Llevo casi dos horas por lo del tema de la analítica”, espetaba una señora en la sala de Urgencias del Hospital Clínico Universitario. SALAMANCA24HORAS, en la mañana de este viernes, se ha adentrado en el centro sanitario para conocer de primera mano la realidad del tiempo medio de espera en Urgencias y para cualquier consulta. Ya son diversas las denuncias de pacientes que lo consideran excesivo y, en medio, un más que posible nuevo recorte sanitario que provocaría la pérdida de hasta 91 trabajadores del hospital.

A media mañana de este viernes quedan tan solo cuatro asientos libres en la Sala de Espera de Urgencias. Estampa y situación habitual, por lo que ha podido conocer este diario, que lleva a la desesperación de quienes la moran por un momento. Según manifestaban los propios pacientes, en conversaciones entre ellos, la espera superaba la hora y se acercaba a sobrepasar la segunda en según qué casos exteriorizándolo con suspiros que a veces rompían el silencio de la sala. “Vine con mi madre hace un mes y ahora con mi suegra lo mismo”, comentaba otra de las señoras que esperaba la llamada por megafonía para ser atendida en señal de desacuerdo con los tiempos de espera.

Por otra parte, en lo que se refiere al resto de consultas, hay que reseñar la variedad de situaciones. Traumatología y Medicina Interna, las más concurridas. En el primer caso, por lo manifestado a este diario, esta mañana se han superado los tres cuartos de hora. Cardiología y Oftalmología, también por citar algunos ejemplos, los tiempos de espera son largos e impacientan a los demandantes de las consultas para estas especialidades. Del orden de media hora o cuarenta minutos. Sin embargo, en Neurología no han sido más de diez minutos superados de la hora de consulta los que han tenido que esperar los pacientes. E incluso ha habido una situación en que a alguno le han llamado algo antes de la hora citada.

Comentarios