CSI-F se opone a más conciertos educativos y reclama que se reduzcan

CSI-F se opone a más conciertos educativos y reclama que se reduzcan

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) se opone a que se establezcan más conciertos educativos con centros privados, hasta que se terminen con los recortes presupuestarios, y se recupere la inversión en el sistema educativo público, para hacer de éste un referente de calidad educativa en España. CSI-F insiste en que hay que preservar la garantía de igualdad de oportunidades en la educación pública, frente a la privada, puesto que no tiene sentido mantener conciertos con centros educativos privados, cuando en el sistema público hay plazas, y además se están limitando las inversiones, reduciendo además los salarios de los profesores, y deteriorándose las condiciones de trabajo.

El sindicato remarca que, en ningún caso, se deben firmar conciertos, cuando la oferta de plazas públicas sea suficiente; y se reducirán los ya existentes en zonas en las que la población escolar se está reduciendo. CSI-F pide que la escolarización en las nuevas zonas de expansión urbanística se adjudique, prioritariamente, a los centros públicos. Asimismo, el sindicato independiente reclama que la concesión de nuevos conciertos se reserve para centros que se ubiquen en zonas marginales, y aquellos cuya finalidad social sea e interés general, por dedicarse preferentemente al alumnado con necesidades de apoyo educativo.

Por otro lado cree que, en este final de campaña de las elecciones sindicales en educación, es necesario dejar clara la posición de este sindicato independiente, a favor de un sistema educativo que se base en los centros de titularidad pública, sin ambigüedades, para que sean el servicio público de calidad que necesita la sociedad. CSI-F insiste en que no se debe propiciar el apoyo y protección de los centros privados de educación, a costa de fondos económicos públicos, que deben emplearse para tener servicios públicos de calidad, empezando por la educación.

Además, exige una enseñanza gratuita, e igualitaria en cuanto al acceso y a la calidad educativa, capaz de compensar las desigualdades de origen social de los alumnos. También reclama que la enseñanza no sea discriminatoria, fomente la igualdad de oportunidades, y defienda la libertad de pensamiento, con el objetivo de formar ciudadanos responsables, participativos y respetuosos. Y recuerda la existencia de problemas importantes que resolver, como es la desaparición de las tasas tan elevadas de interinidad, la convocatoria de plazas de Cátedras en los profesores de secundaria, o el incremento de inversión en educación para desarrollar adecuadamente la nueva LOMCE. Razones más que suficientes para pedir que no se incrementen los conciertos con centros privados, y que incluso se reduzcan en la actual coyuntura de la enseñanza.

Comentarios
Lo más